El economista Marco Lavagna estimó que el "efecto arrastre" que deja el macrismo hará que la desaceleración en el aumento de los precios sea lenta.
El actual diputado dijo que la tarea del próximo Gobierno será "estabilizar" el escenario económico.

El economista Marco Lavagna, quien a partir del 10 de diciembre será el titular del Instituto de Estadísticas y Censos (Indec), estimó que la inflación en 2020 rondará el 40%, debido al “efecto arrastre” que se generará por la persistente suba de precios, tarifas y la devaluación del peso registrada durante los últimos dos años.

“La inflación de 2019 es tan alta que hagas lo que hagas no vas a tener menos de 25 o 30 puntos de base el año que viene. Después dependerá del tipo de cambio y del proceso de reestructuración de la deuda”, evaluó el legislador en diálogo con radio La Red.

Leé también:  La inflación de 2019 sería la más alta de los últimos 28 años

El actual diputado nacional sostuvo que el Gobierno de Mauricio Macri “deja una inflación que va a haber saltado 10 puntos en promedio con respecto al Gobierno anterior”, y señaló que el trabajo para la administración de Alberto Fernández será “estabilizar” el escenario para bajar la presión sobre los precios de a poco.

Sobre su designación al frente del organismo de estadísticas, comentó que “tiene que ver con errores que no tenemos que volver a cometer. La idea de buscar a alguien de otro espacio político, con cierto conocimiento técnico, busca darle mayor credibilidad a un instituto que tiene que ser técnico, profesional, jerarquizado e independiente”.

La llegada de Lavagna al INDEC se conoció casi al mismo tiempo en que el Gobierno enviara al Congreso el anteproyecto de Ley del Sistema Estadístico Nacional, que apunta transformar a ese ente en un organismo con autarquía e independencia profesional.

Leé también:  Advierten que la inflación seguirá elevada durante los primeros meses del año

Por otra parte, el economista hizo referencia al dólar: “La Argentina no puede seguir en crisis, hay que lograr un tipo de cambio competitivo pero estable. La política de fondo no debe ser la convertibilidad, porque eso te llevaría a cometer los mismos errores", comentó.

Por último, rechazó los rumores acerca de la incorporación de su padre, Roberto Lavagna, al gabinete de Alberto Fernández: "no tendrá un cargo en el Gobierno. Él mismo lo manifestó", aseguró.