Ante la no repuesta de Nicolás Franco, el Gasolero buscó otras opciones en el puesto de atacante y tiene "avanzadas" las charlas con Drayan Perea, con pasado en Europa.
En estos días se cumplirá el primer deseo del entrenador.

Temperley ya no quiere demorar más la contratación del delantero que pidió el entrenador Walter Perazzo. Y por eso que, al enfriarse la llegada de Nicolás Franco, la dirigencia cambió de horizontes y tiene avanzadas las negociaciones con un delantero colombino, con pasado en Europa y que podría firmar en las próximas horas.

El delantero en cuestión es Drayan Perea, de último paso por Independiente Santa Fe y con un recorrido importante por el Viejo Continente, donde jugó en Lazio y Perugia, en Italia; en Toyes, en Francia; y Lugo, en España. Además, en 2013, formó parte de seleccionado sub-20 de su país, con el que salió campeón del Sudamericano que se realizó en Argentina y alcanzó los octavos de final en el Mundial sub-20 de Turquía.

Leé también:  Vega se marchó de Temperley, pero se acerca Papaleo
El colombiano jugó tres temporada en la Serie A de Italia.

Según le informaron a este diario, las negociaciones con el delantero colombiano están "avanzadas" y por eso hoy es la primera opción que maneja la dirigencia, luego de que Franco no respondiera -ni positiva ni negativamente- al ofrecimiento que le hizo el Gasolero en los últimos días.

Por eso, de pulir algunas cuestiones y de no surgir inconvenientes de último momento, el delantero podría transformarse en los próximos días en el refuerzo que pidió el entrenador tras la salida del uruguayo Mauro Guevgeozián.

Por otra parte, el plantel del Celeste disputará este miércoles su primer amistoso de la pretemporada cuando, desde las 10, se mida con Ramón Santamarina en el predio de Banco Provincia, en Tandil.

Leé también:  Una nueva baja para la defensa de Temperley