Lo estableció el Gobierno luego de comprobar aumentos. Y sólo podrán comprar los tapabocas quirúrgicos quienes acrediten ser profesionales.

El Gobierno estableció que los precios de los termómetros corporales y los barbijos no quirúrgicos deberán retrotraerse de manera "transitoria" a los valores vigentes al 6 de marzo último.

El precio máximo es de $40.
El precio máximo es de $40.

En el caso de los barbijos, se fijó un precio máximo de $40 por unidad, ya que se han verificado aumentos generalizados en el valor de venta de productos de uso sanitario críticos.

Además, limitó la comercialización de los "barbijos tipo N95 y/o quirúrgico y/o TRI-CAPA", exclusivamente para aquellas personas humanas que acrediten su condición de profesional o personal del servicio de la salud, y/o a las personas jurídicas que tengan por objeto la prestación de ese servicio.

Leé también:  Dónde están internados los pacientes con Coronavirus de Echeverría

La decisión -que se tomó en el marco de las medidas tendientes a morigerar el impacto de la pandemia de coronavirus- se formalizó por medio de una resolución de la Secretaría de Comercio Interior, publicada este viernes en el Boletín Oficial, y comenzará a regir a partir de este sábado.

"A los fines de asegurar la protección sanitaria y evitar situaciones de contagio, es menester garantizar el acceso a diversos productos críticos de la salud en condiciones razonables, justas y equitativas por parte de la población", dijeron desde Casa Rosada.

Para el Gobierno, la escalada de precios registrada "atenta contra el bienestar de la población en estado de emergencia sanitaria y no se corresponde con las variaciones recientes de las estructuras de costos de producción de los productos sanitarios".