Los últimos trabajos se llevaron a cabo en el predio de Albertina y en avenidas, calles y distintas zonas de Turdera, donde las cuadrillas fumigaron para evitar la propagación de roedores e insectos que transmiten enfermedades.
las cuadrillas se encargan de manipular las herramientas y aplicar los productos.

Con el objetivo de evitar la propagación de enfermedades y cuidar la salud de los vecinos, se realizan en los barrios operativos de control de plagas y la fumigación en los espacios públicos de los barrios.

“La prevención es una herramienta fundamental para proteger a los ciudadanos, por eso se siguen intensificando las acciones a lo largo de la ciudad con el fin de erradicar cualquier tipo de sitio donde puedan proliferar los insectos y roedores. También se desarrollan campañas de concientización para informar a la población”, señalaron desde el Programa Eco Lomas

Los últimos trabajos se llevaron a cabo en el predio de Albertina, ubicado en la calle Homero al 2600. Luego se realizó una fumigación completa, abarcando también las zonas aledañas, para combatir a los roedores e insectos. El otro operativo de control de plagas tuvo lugar en distintas avenidas, calles y espacios de Turdera, donde se atendieron los reclamos de los vecinos.

“Le estamos dando una fuerte relevancia a estos operativos. En el verano, a raíz de los brotes de hantavirus que se registraron en el Sur, reforzamos las tareas de control de roedores para generar más tranquilidad a los vecinos y ahora estamos eliminando otros roedores que producen enfermedades como la leptospirosis. Y a pesar de que no es la temporada alta, seguimos combatiendo a los mosquitos y cucarachas”, remarcaron desde Eco Lomas.

Durante las recorridas, los especialistas hablan con los vecinos sobre la importancia de eliminar objetos que no se usen.

A CARGO DE ESPECIALISTAS. Durante las recorridas por los barrios, los especialistas hablan con los vecinos sobre la importancia de eliminar objetos que no se usen y que puedan acumular agua (neumáticos, latas, tachos), dar vuelta baldes, palanganas y botellas, tapar tanques y recipientes que contienen el agua que se utiliza, desmalezar patios y jardines, y cambiar el líquido de floreros y de bebederos de animales.

La fumigación es clave para combatir a roedores e insectos.

EN ZONAS ESTRATÉGICAS. Los controles de plagas también se despliegan en los alrededores de la estación de trenes y en centros comerciales, donde las cuadrillas se encargan de manipular las herramientas y aplicar los productos de bombeo manual que están bajo control técnico y no producen daños a los vecinos que circulan por los lugares.

“La idea es resguardar a la población, por eso informamos a los ciudadanos sobre el procedimiento que se desarrolla en todas las estaciones de trenes y espacios aledaños”, agregaron.

Además, estas tareas se realizan varias veces por año en las dependencias locales, y en los jardines municipales y comunitarios.

A su vez, en cada barrio avanza la erradicación de microbasurales para que no se generen focos de contaminación en las calles.  La limpieza se complementa con la colocación de canteros y la forestación.