Es la vigésimo cuarta semana consecutiva de manifestaciones en el país europeo contra las políticas del presidente Emmanuel Macron.
Es la vigésimo cuarta semana consecutiva de manifestaciones en Francia.
Es la vigésimo cuarta semana consecutiva de manifestaciones en Francia.

La Policía reprimió una protesta de los "chalecos amarillos" en Estrasburgo, a unos 400 kilómetros de París y en el límite con Alemania, uno de los epicentros de las movilizaciones de protesta en Francia.

Los manifestantes bloquearon el acceso a las rutas que conducen a las instituciones europeas. Allí lanzaron objetos, piedras y algunos petardos e hicieron uso repetido de bombas de humo contra los agentes de la Policía, quienes respondieron con gas lacrimógeno.

En tanto, la situación estuvo tranquila en París donde los "chalecos amarillos" también marcharon y protestaron contra la política del presidente Emmanuel Macron, quien el jueves último lanzó una serie de medidas con la que intentó aplacar los reclamos sociales.

El presidente admitió que el movimiento de los "chalecos amarillos", iniciado en noviembre pasado, responde a una "profunda situación de injusticia fiscal, social y territorial".