La Unión | LOMAS

El gesto de honestidad de una vecina de Albertina

Para destacar. Cinthia Ardiles encontró una mochila en el colectivo que siempre viaja para dirigirse hacia su trabajo. Enseguida buscó al dueño en las redes sociales.

Cuando parece que los gestos de honestidad están pasados de moda, aparecen mujeres como Cinthia Ardiles (32), una vecina del Barrio Albertina de Lomas que entiende sobre el esfuerzo, las buenas acciones y sobre todo ponerse en el lugar del otro.

El martes encontró una mochila en uno de los colectivos que toma todos los días para ir a trabajar hasta la Ciudad e hizo lo imposible para hallar al dueño. Gracias a la inmediatez de las redes sociales, esa misma noche entregó todas las pertenencias a Francisco, el joven olvidadizo que vive en Guernica y agradeció el gesto de Cinthia.

"Nunca me quedaría con algo que no me pertenece", es lo primero que dice Cinthia en diálogo con La Unión. Ella es empleada doméstica, viaja todos los días más de dos horas para llegar a su lugar de trabajo. Sale a las 8 de la mañana y vuelve pasadas las 20. No le sobra nada, pero entiende que ante todo hay que respetar los valores que le inculcaron y además quiere ser el ejemplo más concreto para sus hijos de 6 y 12 años.

"Siempre que encuentro algo, lo devuelvo, me ha pasado varias veces y es lo primero que intento hacer", así relata su forma de actuar y es lo que hizo cuando encontró la mochila de Francisco.

"Primero le avisé al chofer del colectivo 541 que había una mochila y él me recomendó llevarla porque ya terminaba su turno y si alguien la reclamaba no iba a estar. Así que cuando llegué a mi trabajo publiqué la foto en el Facebook Lomas Alerta para que aparezca el dueño", relató.

Cuando Cinthia abrió la mochila para buscar información sobre el dueño, encontró una tablet y otras pertenencias de valor. "Por suerte, estaba su permiso de circulación con el nombre completo y el DNI. Así que pedí en la publicación que el dueño se comunique y me diera sus datos completos para asegurarme que era de él".

Así fue como Francisco dio con Cinthia y esa misma noche pudo tener sus pertenencias en su poder. "Estaba muy contento, me dijo que no tenía que revisar la mochila para saber que estaba todo porque mi gesto hizo que confiara en mi", dijo y aseguró que ella ahora va a dormir tranquila: "Siempre apuesto a la honestidad porque no sé manejarme de otra manera y eso es lo que les enseño a mis hijos. El esfuerzo para conseguir lo que uno quiere es fundamental".

El final feliz también fue publicado en las redes y obtuvo miles de mensajes positivos de las personas con ganas de leer buenas noticias en medio de un contexto muy difícil a causa de la pandemia.

"Agradecí mucho que la gente compartió la publicación para que le llegue a Francisco porque eso fue fundamental para que se produzca nuestro encuentro. Él fue generoso conmigo y hasta me dejó su celular por si necesitaba algo. Dibuja muy lindo porque tenía trabajos hermosos en su mochila así que quedamos en contacto", concluyó la vecina de Albertina que lo único que hizo fue actuar con honestidad y respetar los valores que le inculcaron.