Micaela Cuellar y una revancha personal en el Mundial

Desde el 26 de julio. La taekwondista del Defensores de Banfield se clasificó a Netherlands 2022 e ira por todo después de perderse el último certamen por lesión.

Micaela Cuellar es una de las doce taekwondistas que viajarán a los Países Bajos para disputar el Mundial de Taekwondo. Y, en su caso, será la revancha de una última experiencia fallida.

La representante del Defensores de Banfield se perdió la cita mundialista pasada por lesión pese a haber clasificado y de cara a esta prueba en el Viejo Continente logró volver a alcanzar su pase en la última prueba del Selectivo (hubo tres) que se realizó en el Microestadio del Parque de Lomas.

Con 28 años será parte de un nuevo Mundial desde el 26 de julio y por estas horas todo es ilusión. "Hace algunos meses que venimos con esta instancia de clasificación. Es un proceso largo donde después de la pandemia nos tocó entrenar el doble y tratamos de dar lo mejor de cada uno en cada entrenamiento porque es lo que te exige este nivel. Pasamos por tres Selectivos y hoy felizmente estamos clasificados", remarcó la deportista de 28 años que es Cinturón Negro Cuarto Dan. En su caso, se presentó en Formas y Lucha hasta 65kg, logrando la clasificación en Formas.

Cuellar habla en plural porque, además de competir, también entrena a otros jóvenes y una de sus alumnas logró la clasificación al Mundial. Clara Sansiviero, de apenas 14 años, viajará junto a ella a Holanda para jugarse su chance mundialista representando a Argentina. "Ella ya estaba clasificada desde el segundo Selectivo. En mi caso tuve que esperar el tercero y definitorio para desempatar. Somos las representantes del Defe de Banfield lo cual es un orgullo. En mi caso voy desde que soy chiquita y es como mi segunda casa porque allí paso horas entrenando, dando clases, preparándome junto a Omar Reber, mi profe. Y desde hace un tiempo tengo también el apoyo del Municipio donde hago la parte física en el Gimnasio de Alto Rendimiento y recibo la atención de preparadores físicos, kinesiólogos, traumatólogos, nutricionistas y psicólogos deportivos", agregó.

La delegación Argentina estará compuesta por unos 160 competidores y habrá alrededor de 40 países en busca de medallas. De Lomas de Zamora viajarán 12 representantes entre hombres y mujeres de distintas categorías con el apoyo de sus instituciones, el Municipio y los fondos que pueda juntar cada uno.

"Nos quedan menos de tres meses para entrenar y en lo personal lo hago prácticamente todos los días, a veces en doble turno. Yo además soy docente en Lomas y también doy clases en el Defe con lo cual recién a la noche tengo tiempo para mí. Es un sacrificio enorme el que hacemos, físico, mental y, sobretodo, económico. Las clasificaciones de este Mundial son en dólares, cada selectivo cuesta dinero y es solo para ver si llegamos a clasificar; después hay que costear el viaje, es complicado, pero hacemos el esfuerzo. En nuestro caso, somos afortunadas con Clari porque entrenamos en un club donde apoyan a los deportistas y nos ayudan económicamente en lo que se puede. Después, nosotros hacemos rifas, eventos, venta de remeras, buscando opciones, lo que sea para poder llegar a costear el Mundial que es lo que quisimos siempre, es nuestro sueño", expresó Cuellar.

El objetivo es claro: hacer podio en su categoría. Y el sueño tiene sus avales. "El nivel de competencia es altísimo. Estoy súper contenta de representar a mi país y voy a tratar de dar lo mejor para traer muchas medallas y dejar a la Argentina, al Municipio y al Defe en lo más alto. Y en cuanto a Clara, tiene un futuro enorme y competirá en una categoría donde vienen súper entrenados los rivales así que vamos a dar lo mejor y vamos a tratar de disfrutar de esta experiencia", concluyó.