La Unión | DEPORTES

En franco crecimiento, al Sportivo Alsina le tocó ayudar

Por la pandemia. La institución de Lanús Oeste venía cuadruplicando la cantidad de socios y la cuarentena frenó todo. Hoy es una de los tres clubes que eligieron las autoridades sanitarias para convertirlo en Centro de Atención Comunitaria.

El Coronavirus y la cuarentena obligatoria detuvieron en el tiempo a millones de personas y sus actividades diarias. Los clubes de barrio son uno de los grandes perjudicados en todo esto aunque, por su rol social, hoy les toca ayudar y Sportivo Alsina da cuenta de ello.

La entidad ubicada en Choele Choel y Juan Domingo Perón, en Lanús Oeste, es uno de los tres clubes de barrio que eligieron las autoridades sanitarias para que funcione como Centro de Atención Comunitaria en la región. En un salón tienen hoy 35 camas preparadas para poder recibir a pacientes que padezcan Coronavirus, pero no remitan gravedad ni sea necesario internarlos.

Para ello, distintos funcionarios visitaron las instalaciones y definieron los pasos a seguir teniendo en cuenta el ritmo de contagios en alza: Alsina es el quinto club al que acudirían si se llenaran los espacios que puso a disposición Lanús, Talleres de Escalada y El Porvenir, los tres grandes de la zona. Esto deja en claro la importancia que tiene la institución.

Renato Della Paolera, presidente desde agosto del año pasado, contó algunos detalles sobre el club y lamentó el momento en que los agarró la cuarentena. Desde su arribo hubo decenas de obras de infraestructura que estaban postergadas como la instalación de las cañerías del agua caliente, la pintura general de todo el lugar y distintos arreglos edilicios. En su caso, el pico de socios era el que no paraba de crecer.

“El club por ser de barrio es muy grande, es histórico. Tiene una identidad muy fuerte acá y eso se había perdido. Cuando fue elegida esta Comisión Directiva, hicimos una fiesta reencuentro para que la gente supiera de este renacer de la institución. En seis meses habíamos cuadriplicado la cantidad de socios y triplicado el número de actividades, pero hoy nos toca pasar por esto que, sinceramente, nos mató”, explicó.

Cerca de 500 socios abonan una cuota simbólica de $150 cada mes. Ese es el único ingreso de la institución sumado al alquiler de una de sus canchas por parte de un colegio privado de la zona. Hoy por hoy, muchos socios no están pagando y el colegio redujo a la mitad el arancel por no poder usar el espacio. “Tenemos una cantidad de gastos fijos que absorbemos con lo que había de caja y con el alquiler que tenemos con el San Juan Bautista. Con eso, más la colaboración de algunos socios, estamos haciendo frente a una cantidad de gastos que, si se mantiene en el tiempo, es imposible sostener”, afirmó Della Paolera.

Cerca de 500 socios abonan una cuota simbólica de $150 cada mes. Ese es el único ingreso de la institución sumado al alquiler de una de sus canchas por parte de un colegio privado de la zona.

Desde su lugar, el pedido puntual es un cambio de paradigma respecto a la función de los clubes y su organización. “En nuestro caso estamos prolijos de papeles y así y todo no pudimos acceder aún a un subsidio. Y la gran mayoría de los clubes no cumplen ni la mitad de los requisitos. A nosotros nos piden ayuda y la damos pero también queremos que nos ayuden a subsistir. Con que se agilice el tema de los papeles y la presión impositiva, la cuestión mejoraría mucho”, señaló.

Reconocido por su rol periodístico en medios masivos, pocos saben del sentido de pertinencia que une al periodista con el club que lo vio crecer. “Mi abuelo fue jugador, mi papá es socio vitalicio y acá es donde pasé los días más felices de mi vida. La gente no entiende como ocupo mi tiempo en generar cosas para el club pero yo acá me formé y en estos pasillos encontré contención y amigos. Hace años que sentía la necesidad interna de devolverle al club algo de todo lo que me dio cuando era un chico y por eso hoy estoy acá”, concluyó.

https://www.instagram.com/p/B9-LT0Vg

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS