La Unión | ESPECTÁCULOS

Una noche de tablao flamenco, en Lomas

.

La bailaora Rocío Fernández saldrá a escena junto a la guitarrista Fernanda de Córdoba y el cantante Pájaro Ausina Giolo en un recorrido por el Sur de España.

Por EDGARDO SOLANO

Un recorrido artístico por las tierras del Sur de España, a través del cante (canto popular andaluz), la guitarra y el baile flamenco, saldrá a escena este sábado en El Nido, en Lomas, con el baile de Rocío Fernández, la guitarra de Fernanda de Córdoba y el cante de Pájaro Ausina Giolo.

Se propone que el espectador se transporte a Sevilla y con sevillanas, juerga por rumbas y diferentes cantes autóctonos se adentre en un recorrido por todo el mundo flamenco.

“Armamos un tablao flamenco con músicos en vivo, un cantor, una guitarrista y yo.

Además, van a bailar algunas de mis alumnas de nivel más avanzado. Vamos a hacer un recorrido por las canciones del Sur de España, de la parte gitana”, adelanta Rocío Fernández sobre lo que se verá en escena el sábado, cuando sonarán todos los “palos”, como llaman a cada estilo en tierras andaluzas, como belerías y sevillanas, el único baile de esa tierra que se realiza en pareja. Incluso, el tablao estará abierto para que se animen a bailar los presentes.

“Es un espectáculo con mucha fuerza y taconeo. Con músicos en vivo, es una explosión muy intensa”, agrega Rocío sobre esta puesta, que es apta para amantes del género y también para los curiosos que quieren acercarse al flamenco.

En este espectáculo, se presenta Fernanda de Córdoba, la única guitarrista de flamenco de Argentina. “Fer es prima mía y actué con ella toda la vida. Ella es hija de Enrique de Córdoba, un gran guitarrista, y de Claudia Montoya, que es cantante. Toda la familia tiene música y con el Pájaro todo el último año me vine presentando”, agrega.

ENTRE DOS ORILLAS. Rocío Fernández, que se crió en Claypole y actualmente es vecina de Adrogué, comenzó en su más tierna edad en el mundo de la danza y luego irrumpió el flamenco en su vida, que llegó para quedarse.

“Bailó desde los 7 años. Bailaba clásico y en la adolescencia comencé a chusmear por otro lado y a los 17 comencé a bailar flamenco”, comenta sobre esta danza, que es parte de su vida desde hace 18 años. Además, es docente de esta disciplina en El Nido, con cursos para distintos niveles que retomará en marzo.

Además, esta artista pasó 12 años en España, donde se acercó mucho más a la movida del flamenco. “En España hay un apogeo importante del flamenco y tuve un crecimiento haciendo unos ‘cursillos’. Recorrí todo el Sur, Madrid, Barcelona y Valencia”, recuerda.

En buena parte de España se topó con el furor del flamenco, aunque en algunos puntos esta música y esta danza es parte de la vida cotidiana. “Hay tablaos muy grandes en Madrid y en Barcelona, pero tenés que buscarlos. En el Sur se respira flamenco, levantás una piedra y hay flamenco”, cierra.

 

&n

Temas Relacionados
Ver más:
+ ESPECTÁCULOS
ÚLTIMAS NOTICIAS