El elenco europeo sorprendió a Estados Unidos, la gran potencial mundial del deporte, y enfrentará este viernes al equipo de Sergio Hernández.
Francia dio la sorpresa frente al combinado norteamericano.
Francia dio la sorpresa frente al combinado norteamericano.

En un deporte donde no suelen haber sorpresas y los más altos le ganan a los más bajos, Francia dio el batacazo. Le ganó a Estados Unidos y jugará ante Argentina una de las dos semifinales del Mundial de Básquet.

Los dirigidos por Greg Popovich sucumbieron contra un representativo galo fuerte y con sus jugadores de primera línea. La caída de los norteamericanos desnudó que para ellos lo principal siempre es su propia liga, luego los Juegos Olímpicos y por detrás los mundiales organizados por la Federación Internacional de Básquetbol (FIBA).

De hecho, Estados Unidos cedió un invicto en partidos oficiales de 58 (48 entre mundiales y Juegos Olímpicos), ya que su última derrota fue en el Mundial de Japón 2006 frente a Grecia por las semifinales y previamente en el 2002, en un contexto similar, perdió con Argentina por la segunda ronda y luego lo eliminó el campeón Yugoslavia en cuartos.

Con esta definición, el elenco de la “Oveja” Hernández evita repetir el cruce ante los norteamericanos pero se medirá con una dura selección como la francesa. Este viernes desde las 9 se verán las caras por un lugar en la gran final mientras que en la otra llave se medirán Australia y España.

Más allá del resultado, la actuación nacional ya marcó historia. El equipo volvió a clasificar a los Juegos Olímpicos (que tendrán lugar en Tokio en 2020) y, por la eliminación de Estados Unidos, finalizará el Mundial como el mejor americano tras 17 años.