De enorme éxito y popularidad en los ’60 y ’70, la cantante y conductora televisiva se retiró precozmente de los escenarios y de los flashes alimentando su propio mito.
“TINTARELLA DI LUNA” FUE SU PRIMER ÉXITO.
“TINTARELLA DI LUNA” FUE SU PRIMER ÉXITO.

Mina, gran diva de la música italiana que no se aparece en público desde hace décadas, cumple 80 años hoy, sin que su público la olvide a pesar de su retiro de los escenarios y de la vida pública.

Anna María Mazzini nació en Busto Arsizio un 25 de marzo de 1940, en el seno de una familia burguesa, aunque creció en la cercana Cremona. Su vocación por el canto surgió en su más tierna edad, incentivada por su abuela Amelia, cantante lírica.

Con el tiempo, Mina se convertiría en todo un ícono gracias a sus excepcionales dotes vocales, su expresividad y su eclecticismo, forjando una carrera con más de 1.500 canciones y millones de discos vendidos en todo el mundo, con un repertorio que incluía jazz, bossa nova, bolero, rock y los más diversos estilos.

Mina comenzó su vida artística con 18 años, en 1958, casi de casualidad cuando una noche en que sus amigos la retaron a cantar en el local “La Bussola” del pueblo toscano de Marina de Pietrasanta.

Un año después ya grababa un disco junto a la banda “Happy Boys” y tenía el primero de sus éxitos, el twist “Tintarella di luna”, como la gran promesa de la música de su país.

Mina comenzó un rápido camino de éxito, fueron los años del Festival de San Remo, donde presentó temas como “Le mille bolle blu”, y de su consagración con el disco “Il cielo in una stanza”, en 1960.

Luego llegó a la RAI con un tendal de ciclos televisivos exitosos. Una de las actuaciones para la posteridad fue aquel “Parole, parole”, en 1972, con Alberto Lupo.

Fue una estrella en su tiempo, tanto por talento como por su estética tan personal, adelantada a su tiempo, incluyendo su vestuario y su maquillaje.

La polémica llegó cuando esperaba un hijo del actor Corrado Pani, casado con otra mujer. El nacimiento del hijo de ambos, Massimiliano, en 1963, hizo que la RAI la reemplazara, aunque volvió rápidamente a pedido del público.

En 1966 Mina se instaló en la ciudad suiza de Lugano y en 1971 tuvo su segunda hija, Benedetta, con el periodista Virgilio Crocco.

RÁPIDO ADIÓS. Precozmente, la diva se preparaba ya para su adiós. En el verano de 1978 realizó una serie de conciertos por Italia que serían los últimos, sobre todo después de padecer una bronquitis.

Otra polémica fue cuando interpretó en la televisión su famoso “Ancora, ancora”, también en 1978. Las imágenes mostraban su sensualidad, una sucesión de primeros planos de su rostro, con los hombros descubiertos, y la RAI optó por minimizar algunas imágenes. Esta fue su última aparición televisiva.

Desde entonces, se instaló en Suiza, donde puso una productora y se alejó de los flashes para siempre por razones envueltas en un sinnúmero de especulaciones.

“TINTARELLA DI LUNA” FUE SU PRIMER ÉXITO.
“TINTARELLA DI LUNA” FUE SU PRIMER ÉXITO.

Su último trabajo, de 2019, es un dúo con otro gran retirado, Ivano Fossati, mientras que en 2008 participó en el disco “Papito” de Miguel Bosé, con la canción “Agua y sal”.

En 2001 la cantante volvió a mostrarse en un documental emitido por internet. Enigmática, vestida de negro, gafas de sol y una larga trenza pelirroja interpretaba en su estudio grandes temas, también en español, como “La barca” o “Espérame en el cielo”.