La joven subió el video a su cuenta de Instagram y a las pocas horas lo borró.

Una joven entrerriana subió un video a su cuenta de Instagram en la que mostró cómo encerró a un perro de raza Wets Highland Terrier en un lavarropas en funcionamiento y el hecho causó tal indignación que la responsable fue lapidada en redes sociales y organizaciones protecciones analizan presentar una denuncia en su contra.

Lo que Tamara Rotman pretendió mostrar como una broma (“¿vas a tener traumas de grande?”, escribió) se transformó en motivo de odio de sus seguidores y otros usuarios de todo el país, que comenzaron a increparla virtualmente, con insultos y amenazas.

Leé también:  El mejor amigo de la mujer

La joven borró el video y comenzó a publicar capturas de las amenazas que recibió, aunque más tarde se supo que era en realidad una amiga que tomó control de esa cuenta ya que la usuaria sufría de una crisis de nervios.

En el video de unos pocos segundos puede verse al perro desesperado por salir del lavarropas y evitar que el tambor a medida que gira lo revuelque.

Según se conoció el animal se encuentra en buenas condiciones y fuera de peligro.