Las obras se extenderán desde el cruce con Cáceres hasta la rotonda de acceso de la autopista Richieri.
En el lugar desde hace días trabajan máquinas limpiando el terreno.

El corredor verde de la Ruta 58, en la localidad de Canning, de a poco va tomando forma. El Municipio de Esteban Echeverría avanza con las obras en todo el tramo que va desde el cruce con Cáceres hasta la rotonda de acceso a la autopista Richieri. El proyecto busca generar un espacio de recreación y esparcimiento para los vecinos, según informaron.

Las mejoras en el lugar son más que notorias. Los automovilistas que circulan por allí ya no ven a los costados los enormes pastizales que cubrían la zona. Se arreglaron las banquinas y máquinas de gran porte nivelaron los terrenos. Por esto la calzada de la ruta estuvo reducida los últimos días.

Los trabajos se realizan en tres tramos, desde Cáceres hasta Juana de Arco; desde Juana de Arco a Lacarra; y desde Lacarra hasta Lucio Salvadores.

En el espacio está prevista la plantación de distitas especies autóctonas y la generación de espacios de descanso para que puedan utilizarlos los vecinos, preservando la identidad del lugar y el medio ambiente.

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, la semana pasada recorrió el lugar, supervisó las tareas y destacó el avance que tienen las obras en la actualidad.
Los vecinos desde hace tiempo esperaban que en la zona se haga algo.