Familias enteras, parejas y amigos recorrieron desde las 20 hasta las 3 de la madrugada los 280 espacios públicos y privados que abrieron sus puertas para ofrecer un poco de arte, cultura, ciencia, música e historia.
El Obelisco iluminado con obras emblemáticas de Le Parc fue una de las grandes atracciones de la noche.

Más de 1.100.000 personas recorrieron gratuitamente los 280 espacios que abrieron sus puertas hasta la madrugada en la 16º edición de la Noche de los Museos para quien quisiera ver, escuchar y experimentar sobre ciencia, tecnología, música e história.

La inauguración de las actividades se realizó con la apertura de la Torre Monumental –la “de los ingleses, de Retiro- a la que los visitantes pudieron acceder y subir hasta su mirador y contemplan visitas únicas de la Ciudad desde los cuatro costados.

Allí, cientos de vecinos y turistas tuvieron la oportunidad de conocerla por dentro mientras en la plaza, la Banda Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires presentaba su amplio repertorio de música popular, jazz, tango, folclore y música de películas.

A pocas cuadras, el Obelisco se vistió de gala. Durante toda la noche exhibió una proyección en continuo de 30 obras emblemáticas de Le Parc, que convocaron a miles de personas que desde la calle admiraron la obra del artista en un formato especial.

Otra de las joyas de la noche, con cuadras enteras de cola para entrar hasta altas horas de la madrugada, fue el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, que estuvo repleto de familias que participaron de la celebración del Día de Muertos y pudieron acercarse al Altar, una instalación para comer y beber en honor a los muertos.

Leé también:  Derogaron la ley de residentes y concurrentes de la Ciudad

Las calles aledañas al Museo de Arte Español Enrique Larreta también se colmaron. Familias enteras pudieron disfrutar de una experiencia lúdica y sensorial del artista Gonzalo Córdova, que creó una performance visual y auditiva con colores y humo.

El Malba se llenó de gente de todas las edades desde muy temprano.

La Usina del Arte, en La Boca, convocó a cientos de personas con propuestas varias: la inauguración de ‘Vanitas Virtual’ de Elisa Insúa, la exposición más grande de la artista. Además, el colectivo de artistas argentinas EnFoco presentó una exhibición fotográfica de hielos y glaciares, con la mirada puesta en el futuro del medioambiente.

Por su parte el programa Arte en Barrios estuvo presente con “Las Formas del Tiempo”, una muestra que reúne distintas propuestas de diseño llevadas a cabo por alumnos del programa, incluida la instalación "Biofabricación en Barrios", que nació en el espacio COOPA del Barrio 1.11.14.

En las calles del Abasto, gente de todas las edades se acercó al Museo Casa Carlos Gardel para ver shows y performance en vivo y, sobre el final de la noche, se abrió la milonga callejera con una pista especial de baile.

Leé también:  Derogaron la ley de residentes y concurrentes de la Ciudad

También hubo baile en el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, donde las batallas de fantasía ocuparon el centro de la escena. Con los más variados vestuarios acorde a la temática del evento, se disputaron las categorías Runway, Freestyle, Lypsync y Voguing, y fueron evaluados por un jurado al que se le sumó el público a través de aplausos y risas.

“La Noche de los Museos es desde hace 15 años el mayor encuentro cultural de la Ciudad. Poder seguir acercando la cultura a cada vez más personas es lo que nos motiva a sumar programación de calidad en una Buenos Aires que se renueva todo el tiempo. Es un orgullo que miles de vecinos y turistas hayan podido disfrutar de esta nueva edición que convocó a familias enteras”, dijo el ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro.

Todos los espacios culturales, tanto públicos como privados, tuvieron durante esta noche entrada gratuita, y los transportes se sumaron a la propuesta: los vecinos pudieron viajar gratis en los subterráneos y gran parte de las líneas de colectivos de Buenos Aires, y los peajes de las autopistas de la ciudad estuvieron abiertos durante toda la jornada para los que se trasladaron en auto.