Mariano Martínez se tatuó el nombre de Camila Cavallo, su mujer, en su pierna izquierda, como una señal de amor que compartió en las redes sociales.

Se conocieron en 2016 y rápidamente se fueron a vivir juntos y armaron una bonita familia con la llegada de Alma, la hija de ambos.

Antes de conocer a Camila, Mariano ya era papá de Olivia y Milo, de una relación anterior.