La diva del pop estadounidense Madonna se presentó el 31 de diciembre a la noche en un icónico bar neoyorkino por los derechos de la comunidad homosexual, donde dio un breve discurso y entonó dos canciones junto a su hijo de 13 años, informaron medios estadounidenses.

La reina del pop sorprendió a todos.
La reina del pop sorprendió a todos.

Según publicó el sitio de la revista Variety, la cantante apareció sobre el escenario el Stonewall Inn de barrio Greenwich Village vestida de negro y con un par de anteojos, donde cantó sendas versiones acústicas de "Like a Prayer" y del clásico de Elvis Presley “Can’t Help Falling in Love".

"Estoy aquí con orgullo en el lugar donde comenzó el orgullo, el legendario Stonewall Inn, en el nacimiento de un nuevo año. Nos reunimos esta noche para celebrar los 50 años de revolución”, dijo Madonna, quien días antes había sido nombrada como "embajadora" de la celebración de las cinco décadas.

Leé también:  Un tiroteo en Nueva York deja un saldo de un muerto y varios heridos

También resaltó que en Nueva York comenzó su "viaje como artista" y su "compromiso con la igualdad para con todas las personas".

Con 13 discos de estudio en su haber, la reina del pop lanzó su último trabajo "Rebel Hearten" en 2015 y, según dijo, en 2019 tiene planeado editar su álbum número 14.