La decisión llega luego de que se publicó una actualización del protocolo de actuación para la interrupción del embarazo, que Macri derogó acusando al funcionario de cortarse solo.
Rubinstein se despide del Gobierno.

Idas y vueltas. Parece una constante del Gobierno de Mauricio Macri, que en su epílogo no deja de generar polémica. Ahora, luego de que en el Boletín Oficial se publicara una actualización del protocolo de actuación para abortos no punibles, que abría la posibilidad a ejecutar interrupciones legales de embarazos en hospitales para la población adolescente, el Presidente derogó esa iniciativa y culpó al secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, a quién le habría pedido la renuncia.

La resolución 3158/2019, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, autorizaba en casos de interrupción legal del embarazo, a adolescentes menores de 15 años a abortar en hospitales públicos. Esto se apoyó en considerar que cursar un embarazo a esa edad constituye un riesgo de físico y psicológico para su salud. Además, establece que quienes tengan entre 13 y 16 años, podrían hacerlo sin que se les pueda exigir la autorización de los padres, si se trata de un embarazo de menos de 12 semanas y de un aborto medicamentoso. Eso aplicaría para todas aquellas adolescentes que hayan quedado embarazadas y decidan que no quieren seguir adelante.

Sin embargo, el decreto sólo tenía la firma de Rubinstein, y desde el núcleo duro del Gobierno argumentaron que la medida no fue consensuada con el Ministerio de Desarrollo Social ni por otros organismos competentes de salud y niñez, por lo que se derogó.