El Presidente reforzó la postura de la Casa Rosada sobre la situación que vive el país vecino, luego de que Evo Morales fuera forzado a renunciar.
El Presidente habló en un acto esta mañana en Casa Rosada.

Mauricio Macri ratificó la postura del Gobierno sobre la situación en Bolivia. Sin hablar de un golpe de Estado contra Evo Morales, repudió los hechos de violencia ocurridos los últimos días y se pronunció a favor de una “rápida convocatoria a elecciones”.

Durante un acto en la Casa Rosada, en su primer pronunciamiento público sobre el tema, Macri evitó inmiscuirse institucionalmente en el conflicto que estalló en el país vecino. “Repudiamos la violencia y como establece la Carta Interamericana de la OEA y esperamos la celebración de elecciones libres y justas”, afirmó en un breve discurso.

Leé también:  Evo Morales llegó a Argentina como refugiado

“A los hermanos bolivianos (les digo) que estamos siguiendo de cerca el tema y esperamos que rápidamente se convoquen elecciones”, resaltó el Presidente esta mañana al encabezar la apertura de una jornada del Cuerpo de Abogados del Estado.

Como lo hizo el Ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurié, en una conferencia de prensa, el Jefe de Estado resaltó: “Entendemos que las elecciones son las mejor manera de transparentar la voluntad del pueblo boliviano”  y consideró que “los mecanismos previstos en su Constitución son los que van a permitir resolver esta cuestión.

A pesar de que el expresidente Evo Morales fue forzado a renunciar en medio de un alzamiento de las Fuerzas Armadas, la Policía nacional y sectores radicalizados de la oposición, Macri no condenó esa situación y abogó “por el diálogo”.

Leé también:  Macri inicia este lunes su última gira internacional como presidente

“Siempre vamos a trabajar por una región en paz con instituciones fuertes e independientes que renuncien a la violencia y consoliden la unidad de los pueblos", dijo. Y seguidamente agregó “Nosotros creemos en el dialogo como único mecanismo de salida de cualquier crisis que pueda tener una nación”.