El presidente admitió que a la población le "sigue costando en el bolsillo y en la mesa de todos los días".
"Mi tarea es que ningún argentino quede atrás", dijo Macri.

El presidente Mauricio Macri sostuvo que se está "haciendo cargo de llevar alivio a las familias" al admitir que "muchos no sienten que les llegó el impulso porque sigue costando en el bolsillo y en la mesa de todos los días".

"Mi tarea es que ningún argentino quede atrás. Quiero ser el que en una procesión vaya detrás de todos, cuidando que nadie quede en el camino", enfatizó el jefe de Estado al recorrer obras de ampliación y remodelación de la terminal de pasajeros del aeropuerto de Mar del Plata.

Leé también:  Moyano calificó de “lamentable” la situación del país

En plena crisis económica y con la campaña electoral en marcha, Macri dijo que "hay muchas cosas que hemos podido hacer en tres años y medio, pero muchas otras requieren de más tiempo".