Un juez ordenó la liberación de todos los presos condenados en segunda instancia hasta que las sentencias sean confirmadas por los tribunales superiores.
El abogado de Lula ya presentó un escrito para pedir que Lula sea liberado.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Marco Aurélio Mello dictó una medida cautelar que ordena la liberación de todos los presos condenados en segunda instancia hasta que las sentencias sean confirmadas por tribunales superiores, una medida que podría suponer la libertad inminente del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La resolución se apoya en un artículo de la Constitución, según el cual una pena de prisión sólo se puede comenzar a ejecutar una vez que se cumpla lo que en Brasil se conoce como "tránsito en juzgado", que supone el fin de todo el proceso de apelaciones. La decisión ahora debe ser refrendada o rechazada por el plenario del Supremo Tribunal Federal.

Leé también:  Guerra de bandas en una carcel de Brasil: 52 muertos

Lula está en prisión desde abril de este año tras haber sido condenado por corrupción a 12 años en segunda instancia, aunque aún restan dos apelaciones a los tribunales superiores, por lo que la medida anunciada por el juez Mello podría beneficiarlo.

El abogado de Lula, Cristiano Zanin, confirmó hace minutos que pidió a la Justicia de Curitiba que liberen al líder del Partido de los Trabajadores (PT). Ya en julio se había vislumbrado la liberación del ex mandatario que finalmente no se concretó.

La decisión se produce en vísperas de la asunción del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, el próximo 1º de enero.  El excapitán del Ejército basó gran parte de su campaña en la denuncia de Lula y del PT.