El boxeador de Burzaco, campeón argentino y sudamericano en la categoría Gallo, revalidará uno de sus títulos en marzo y entre los posibles contrincantes aparece Omar Narváez, figura del boxeo argentino.
"Yiyo" Baldor, con sus dos títulos, busca seguir en ascenso.

Después de conseguir el título argentino y sudamericano en un 2019 repleto de alegrías,  el boxeador Luciano “Yiyo” Baldor no se relaja y ya puso la mira en los que será esta nueva temporada. Y en su horizonte próximo parece un nombre con peso propio en el mundo del boxeo: Omar Narváez.

El púgil de Burzaco, que es el número 1 de Argentina en la categoría Gallo, defenderá uno de sus títulos en marzo y tiene tres contrincantes para ese combate, y entre ellos se encuentra el hombre de Trelew,  el excampeón mundial y quien dominó por años las categorías Mosca y Supermosca de la OMB. Los otros dos son Pablo Gómez, a quien ya le ganó y le arrebató el título nacional y sudamericano, y Carlos Sardinez.

“Me gustaría mucho pelear con Narváez, es un boxeador con una gran experiencia y poder ganarle sería un gran salto en mi carrera, pero también me gustaría pelear con Gómez, que tiene el título Latino (se lo quitó a Narváez en una pelea a fines del año pasado) y estaría bueno que los dos pongamos títulos en juego”, comentó Baldor en una charla con Diario La Unión, enfocado en lo que será su próximo desafío.

Leé también:  "Cuando subí a un ring fue lo más hermoso que me pasó"

“Yiyo”, que ya tiene un record de 15 peleas ganadas y solo dos perdidas, sabe que esta prueba que tendrá en marzo será importante para  su crecimiento como profesional. Y por eso hace tres semanas arrancó con su puesta punto, con sesiones en doble turno, la primera a cargo del preparador físico Mariano Buján, que también trabaja en Banfield, y la segunda a cargo de su papá Ariel, con el que trabaja toda la parte boxística.

“Salvo el subsidio que me entregó el intendente Mariano Cascallares, no tenemos nada. por eso buscamos auspiciantes que  quieran colaborar. Cualquier ayuda significa un montón. Se complica bastante llevar adelante una carrera sin ayuda”, señaló Luciano Baldor.

“Tanto esta pelea, como la que tendré a mitad de año, en la que revalidaré el otro título, serán muy importantes porque me servirán para terminar de fogearme en el país y luego mi intensión es ir a pelear afuera. Eso sería dar un gran salto en mi carrera y ya estamos viendo rivales. Si consigo mantener los títulos que tengo, podré pelear por un título en el exterior y sería muy bueno”, remarcó.

Leé también:  "Cuando subí a un ring fue lo más hermoso que me pasó"

A pesar de estos buenos resultados y de ser el número 1 en su categoría, Baldor no cuenta con grandes sponsors que lo ayuden como deportista profesional, sólo recibió un subsidio que le entregó por única vez el Municipio de Almirante Brown por sus buenos resultados arriba del ring. Y por eso no duda en pedir colaboración.

“Salvo el subsidio que me entregó el intendente Mariano Cascallares, no tenemos nada. Es por eso que estamos en la búsqueda de auspiciantes que  quieran colaborar con nosotros. Cualquier ayuda significa un montón. Se complica bastante llevar adelante una carrera sin tener ayuda”, destacó.

A pesar de este contratiempo, el hombre que entrena en La Cumbre no baja los brazos y sigue enfocado en su sueño: crecer en esta carrera como boxeador profesional. Y sabe cómo hacerle para su próximo combate. “Nos estamos preparando muy bien para esta pelea, ya llevamos varios días de intensos trabajos, y sé que este sacrificio es muy importante para llegar bien y poder dar lo mejor. Es que si no estás bien, arriba del ring lo sufrir. Y yo no quiero eso”, concluyó Baldor.