Este sábado desde las 4.15 se medirán con Francia, en un partido clave pensando en clasificar a la siguiente fase. Ambos llegan en presentes irregulares y con la misma necesidad.
Argentina y Francia buscarán un triunfo vital para soñar con la clasificación.
Argentina y Francia buscarán un triunfo vital para soñar con la clasificación.

En la madrugada del sábado, Los Pumas se jugarán gran parte de su futuro en la IX Copa del Mundo que se celebra en Japón cuando debuten ante Francia, por el Grupo C del certamen.

Además de los nervios propios de cualquier debut en un Mundial, con la expectativa y emoción que despierta, esta vez a ello se le suma en Argentina la necesidad de vencer para poder afianzar las posibilidades de acceder a los cuartos de final, ya que la restante potencia que integra el grupo es Inglaterra.

El equipo inglés es no sólo candidato a ganar el grupo sino que a ello se le agrega que integra la nómina de seleccionados que han viajado a Japón con la intención de quedarse con el trofeo Webb Ellis, junto con Nueva Zelanda, vigente bicampeón, Sudáfrica, Irlanda y Gales.

Argentina y Francia están un paso atrás que Inglaterra, y dan como probable un revés ante el poderoso equipo británico, por lo tanto el ganador dará un paso vital para pasar de fase, ya que ambos confían en superar a Tonga y Estados Unidos, los restantes integrantes del grupo.

Leé también:  Los Pumas se despiden ante Las Águilas

En los cuartos de final el primero y segundo del Grupo C jugará ante los clasificados del D, que serán Australia y Gales, que definirán el ganador de la zona y probable rival de Argentina o Francia, el 29 de septiembre en Tokio.

Argentina, con la base de Jaguares, vigente subcampeón del Super Rugby, con la suma de algunos jugadores que actúan en Francia, como Nicolás Sánchez, Juan Figallo y Benjamín Udapilleta, deberá reencontrarse con el triunfo ante los galos y en un mundial.

Los Pumas llegan con excelentes individualidades, sobresaliendo el mejor jugador del equipo, el tercera línea Pablo Matera, desequilibrantes tres cuartos y medios de buen nivel como Sánchez, Urdapilleta, Tomás Cubelli, Felipe Ezcurra.

El equipo dejó un margen para la preocupación en sus últimos compromisos, con un débil scrum, una formación en la cual el rugby argentino siempre marcó diferencia, falta de contundencia en el tackle y errores en el manejo del balón.

Ahora no hay espacio para tomar malas decisiones ni cometer errores, ya que una derrota ante Francia prácticamente dejaría a Los Pumas sin futuro en el certamen.

Leé también:  Los Pumas se despidieron del Mundial con un triunfo

Francia está lejos de ser la potencia de otros momentos pero se respeta a un equipo que jugó tres finales del mundo, cayendo dos veces ante Nueva Zelanda y la otra ante Australia.

El equipo galo tuvo un mal desempeño en el Seis Naciones de este año. Sólo venció a Italia y Escocia y perdió ante Inglaterra, rival del próximo 12 de octubre en Yokohama.

El entrenador es Jacques Brunel y apuesta a un equipo joven y dejó de lado a dos “pesados” como Morgan Parra, medio scrum que será reemplazado por la nueva figura de Antoine Dupont, y Mathieu Bastareaud,

Francia presenta nombres de nivel como los forwards Louis Picamoles,Guilhem Guirado y Jefferson Poirot, quienes son la base de un fuerte scrum y backs como los wings Damian Penaud, Yoann Huget y Ratu Alivereti Raka, en tanto que Dupont sería acompañado por Romain Ntamack.

Argentina y Francia jugaron en 51 ocasiones, con ventaja francesa de 36 a 14, con un empate, aunque en los pasados 10 años en ocho juegos están 4 a 4.