Así lo determinó la Corte Suprema al rechazar una medida cautelar presentada por la Asociación de Magistrados que buscó limitar el alcance de una ley votada en el Congreso. A partir de ahora todos los miembros del Poder Judicial que hayan sido nombrados o ascendidos a partir de 2017 deberán abonar el tributo.
El resolución del Tribunal fue avalada por todos los miembros del cuerpo.

Por unanimidad, la Corte Suprema rechazó la medida cautelar presentada por la Asociación de Magistrados para limitar el alcance del la ley votada en el Congreso que dispuso el pago del Impuesto a las Ganacias para todos los miembros del Poder Judicial que hayan sido nombrados o ascendidos a partir de enero de 2017.

Leé también:  La Corte Suprema habilitó la consulta popular en La Rioja

Con el voto de los cinco supremos, Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda, la cautelar quedó descartada y el pago del impuesto tendrá vigencia plena.

A partir de este fallo, comenzarán a tributar todos los jueces que hayan ingresado a partir de 2017, tal como estipula la ley aprobada por el Congreso. Hasta ahora, sólo pagaban los abogados que se convirtieron en jueces pero que venían desde afuera del Poder Judicial, o sea que no eran funcionarios de carrera. En total unos 12 jueces en todo el país, el uno por ciento de los magistrados federales y nacionales.

Otros 90 jueces, que asumieron en 2017, quedarían ahora abarcados dentro de los que deben aportar. El Gobierno calculó en 6 mil millones de pesos lo que se pierde de recaudar por la exención de los jueces a pagar Ganancias.