Manifestaron su preocupación ante el Energas por la situación.
Todos los defensores suscribieron un escrito para exponer su posición. 

La Defensoría del Pueblo de Avellaneda manifestó su preocupación por los aumentos extra en las tarifas de gas que aplicarán las empresas este año por los incrementos en los costos de distribución ante al Ente Nacional Regulador del Gas (Energas).

La entidad presidida por María Laura Garibaldi se sumó al reclamo conjunto que impulsó la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) previo a la reunión que tendrán los ombudsman con los representantes del Energas el 12 de febrero.

Según trascendió, de aprobarse el cambio en los plazos de pago a los productores de 75 a 30 días se produciría un desfasaje financiero que los obligaría a recurrir a financiamiento externo con un alto interés o trasladar esos gastos a las tarifas de los usuarios.

Leé también:  VIH: advierten que hay "recortes presupuestarios" y "falta de tratamientos preventivos"

Los Defensores del Pueblo ante esta situación coincidieron en rechazar este escenario ya que consideraron que “nunca pueden ser los usuarios quienes carguen con las diferencias económicas derivadas de cambios en los términos de contratación”.