Un joven, de 16 años, caminaba por Adrogué y fue asaltado por un delincuente. A pesar de que le entregó todo, el ladrón le pegó un tiro. La bala no le tocó ningún órgano vital.
El hecho ocurrió en las inmediaciones de la plaza Bynnon.

Cuando Rubén piensa en lo que su hijo vivió aún no lo puede creer. El viernes pasado, Agustín caminaba por el centro de Adrogué, cerca de la plaza Bynnon, y alrededor de las 19.30 fue sorprendido por un delincuente. A pesar de que no se resistió y entregó todo lo que tenía, el delincuente le apoyó el arma en el pecho y le disparó. La bala entró y salió sin tocar ningún órgano vital. “Por suerte lo puede contar”, dice aliviado su padre.

El hecho conmocionó a todos los vecinos del barrio apenas dos días después de que un hombre de 40 años, un ex empleado de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), se defendiera a los tiros de cinco asaltantes que quisieron robarle el dinero que esa misma mañana había ido a retirar en una sucursal del Banco Nación de Lomas de Zamora.

Leé también:  Da clases gratuitas de funcional combinado con cardio, para bajar de peso y tonificar

La inseguridad mostró su peor cara en una zona acostumbrada a la tranquilidad. El viernes Agustín, de 16 años, había salido de la casa de una compañera del colegio Newland y volvía para su hogar. “Venía mirando el celular y cuando se dio cuenta ya lo tenía al delincuente”, comentó este domingo Rubén en diálogo con Todo Noticias.

Todo ocurrió en menos de un minuto. Nervioso, el joven le dio todo lo que tenía (su teléfono y una mochila) y, en un momento, por situaciones que aún se desconocen, aún con el botín en su poder, el ladrón apuntó contra el pecho de Agustín y disparó.

Con su ropa manchada de sangre, Agustín no podía salir del shock. Sentía un dolor en el pecho, pero no terminaba de entender lo que había ocurrido. La bala había ingresado por uno de sus pectorales, junto a la tetilla izquierda, y viajó por debajo de su piel hasta salir casi a la altura de la clavícula sin generarle ninguna herida de gravedad.

Leé también:  Iba a trabajar y lo balearon para robarle la moto que se había comprado hacía tres días
La herida que le quedó a Agustín en el pecho.

Un grupo de recolectores de basura que estaba a media cuadra del lugar observó al chico tirado en el piso y lo asistió. Rápidamente lo llevaron al Hospital Lucio Meléndez y luego fue derivado a la Clínica Espora, donde le realizaron una tomografía.

Su padre comentó que hoy Agustín “está bien”, fuera de peligro descansando en su casa, y que “obviamente aún está en shock” por todo lo que pasó. “Eso se tratará y dependerá de cómo evolucione en las consultas con los psicólogos y demás especialistas”, agregó.

Por el momento el ladrón no fue detenido y en la familia desconocen si hay cámaras de seguridad en la zona que hayan captado el momento o algo de los instantes previos o posteriores. “Sé que la policía está buscando pero aún no tenemos novedades”, precisó.

Ante los reiterados casos de inseguridad los vecinos decidieron realizar una marcha el próximo 20 de febrero a las 20 hs a la Municipalidad, para pedir más seguridad.