La actividad en el sector acumula 14 meses consecutivos de baja, según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
La gente miró más, pero no compró, según los comerciantes.

El consumo continúa en caída libre. Las ventas en los comercios pyme se desplomaron un 7,1% en noviembre y acumularon una baja del 12,3% en lo que va del año, según un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El derrumbe del mes pasado marcó el décimo cuarto descenso consecutivo en un sector que a pesar de las ofertas, los descuentos y las cuotas sin interés viene muy golpeado. Ninguno de los rubros relevados por la entidad terminó con variaciones positivas.

Leé también:  El consumo acumula 15 meses en caída libre

Los que experimentaron mayores caídas fueron neumáticos y repuestos de autos y motos (-13,8%); ropa y artículos deportivos (-10,4%); electrodomésticos, computación y celulares (-10,2%) y ferretería y materiales para la construcción (-10,1%).

En tanto, las pyme que más tienen que ver con el consumo masivo y personal también mostraron una retracción: calzado y marroquinería bajó -8,6%; juguetería y artículos escolares, un -7,8%; indumentaria, -5,1% y alimentos y bebidas, -3.0%.

A diferencia de lo que se esperaba, según señalaron desde CAME, “las restricciones para comprar dólares solo estarían alentando levemente las ventas”.

Más allá del panorama negativo, los empresarios del sector mejoraron las expectativas: para los próximos tres meses: el 50,9% espera un aumento anual en sus ventas, mientras que el 36,2% espera que se mantengan sin cambios, y 12,9% que sigan cayendo.

Leé también:  La producción pyme volvió a caer en octubre

El informe se hizo en base a 1.100 comercios de todo el país, relevados entre el miércoles 27 y el sábado 30 de noviembre, por un equipo de 27 encuestadores localizados en todas las capitales del país, Gran Buenos Aires y Capital Federal incluidas.