Anunciaron que aplicarán subas escalonadas de hasta un 20%. Durante el día se frenaron los despachos de productos y se perdieron los precios de referencia.
Durante los próximos días se empezarán a notar los cambios en las góndolas.

A raíz del brusco salto del dólar, las grandes empresas de consumo masivo frenaron sus entregas a supermercados y mayoristas, y ya remarcaron sus listas de precios con subas escalonadas que trepan hasta un 20%, lo que anticipa un fuerte shock inflacionario.

Molinos Río de la Plata, Arcor, Univeler, Coca Cola, Mondelez actuaron prácticamente en sintonía. En medio de la rápida suba de la divisa norteamericana suspendieron sus ventas e incluso renegociaron pedidos que ya estaban acordados con nuevos precios.

Esto, como era de esperarse, generó el enojo de los supermercadistas. “Te negocian sobre la entrega, o sea, sobre lo que ya pediste. Eso lo primero, después vienen las listas nuevas, y las que iban a llegar en septiembre se adelantan”, comentó un empresario.

Leé también:  Mantener un auto es cada vez más caro: aumentó hasta 65%

Las harinas y derivados, aceites, artículos de limpieza e higiene personal en algunos centros de consumo ya aumentaron en las últimas horas. También hubo remarcación en los precios de artículos otros rubros, aunque en las góndolas aún no se siente plenamente.

“Es muy difícil pero es así, no se puede remarcar el precio en la cara a la gente, tampoco es posible subir todos los precios que hay en exhibición, no hay tiempo físico”, explicaron. Lo más probable es que los consumidores vean fuertes cambios en los próximos días.

La incógnita ahora se ubica en qué sucederá con el mercado cambiario y la situación financiera del país que se precipitó este lunes tras el resultado de las elecciones primarias. La presión que pueda generar el dólar en la economía real podría tener un efecto mucho más amplio: en los combustibles, las tarifas, bienes y servicios y las tasas de interés.