El Granate, que necesitaba ganar para asegurar su lugar en la Sudamericana, perdió 4-0 con Vélez, que fue pura eficacia, y ahora depende de otros resultados para tener competencia internacional.
Vélez hizo gala de su eficacia y no perdonó a Lanús.
Vélez hizo gala de su eficacia y no perdonó a Lanús.

En un partido en el que no podía fallar, Lanús recibió un duro golpe ante Vélez y complicó sus chances de clasificar a la próxima Copa Sudamericana. El equipo de Heinze no lo perdonó, lo goleó por 4-0 en el estadio Amalfitani y lo dejó con escasas chances de sostener el noveno lugar. Ahora, la clasificación del Granate depende de otros resultados.

El Fortín, que aseguró su lugar en la próxima Sudamericana, hizo gala de su poderío ofensivo y fue pura contundencia. Y es que más allá de que hubo un trámite parejo, especialmente en el primer tiempo, el local aprovechó las situaciones que generó y se quedó con un valioso triunfo, con autoridad, en la última fecha de la Superliga.

Leé también:  La mira de Lanús está puesta en Brahian Aleman

El gran responsable de eso fue Agustín Bouzat, que estuvo intratable y fue la gran figura de su equipo. El ex Defensa y Justicia fue una pesadilla para la defensa visitante y, con sus tres goles (uno en el primer tiempo y dos en el segundo) le dio forma a una gran victoria.

El primer gol fue a los 34 minutos del primer tiempo, con un remate bajo tras beneficiarse con un anticipo de Almada a Carrasco. El segundo, a los 9 del segundo tiempo, luego de una buena combinación con Fernández. Y el tercero, también asociándose con el ex Independiente, liquidó el pleito a los 15 del complemento.

El broche final lo puso Rodrigo Salinas, a los 28, con el cuarto gol de la tarde-noche en Liniers, donde el Grana fue superado y dejó escapar una gran posibilidad.

Leé también:  Lanús confirmó un amistoso en Colombia