El Granate debe liberar el cupo extranjero en su plantel para incorporar al uruguayo. José Luis Sinisterra es uno de los apuntados.
La salida de Sinisterra es una opción pero no resulta sencilla.
La salida de Sinisterra es una opción pero no resulta sencilla.

La llegada de Leonardo Fernández como refuerzo a Lanús encontró una traba no tan fácil de resolver. El club deberá desprenderse de algunos de sus futbolistas extranjeros para así liberar el cupo y que el uruguayo entre en ese lugar.

Las variantes en el plantel son cuatro: el brasilero Tiago Pagnussat, los paraguayos Rolando García Guerreño y Pablo Martínez, y el colombiano José Luis Sinisterra (además de Sebastián Ribas que sigue ocupando un cupo por haber sido cedido a préstamo a Rosario Central).

El colombiano, justamente, es el que tendría más posibilidades de salir aunque ello no es nada sencillo. “Con Leonardo Fernández tenemos todo acordado, pero tenemos que liberar un cupo con una venta en el país o un préstamo al exterior, y eso está muy difícil. El plazo vence en lo inmediato y tenemos que resolverlo”, reconoció Nicolás Russo, presidente de Lanús.

Leé también:  Sand: “Este año y nada más”

Lo cierto es que ceder a Sinisterra al exterior no es algo que se resuelva de inmediato y más complicado aún sería lograr una venta o una salida por cláusula de rescisión.

Por su parte, Fernández dejó en claro que su llegada al Granate aún no está asegurada. “Estuve un mes entrenando con Tigres, después me sumé a la Selección de Uruguay (está participando del Sub23 en los Juegos Panamericanos de Lima) y ya sabía lo de Lanús pero aún no está definido que vaya para Argentina”, señaló.

Hoy, la incorporación que parecía un hecho, ya no lo es tanto.