Para el ministro de Hacienda, hay una "relación de respeto" con las otras fuerzas y destacó que el país "había perdido el crédito voluntario después de las elecciones primarias".

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, remarcó que las últimas medidas económicas fueron adoptadas por "este Gobierno" y reafirmó que "no hay cogobierno" con la oposición sino una "relación de respeto" hacia esas fuerzas (Frente de Todos, Consenso 2030 y de Despertar), dado que "representan una porción de la sociedad".

Lacunza sostuvo en este sentido que las medidas difundidas este domingo no fueron consensuadas sino "informadas o compartidas en un diálogo institucional" con la oposición.

Leé también:  El Central ya perdió US$18.500 millones
"Si bien hay una campaña electoral por delante, eso no es excusa para poner en riesgo la estabilidad".
"Si bien hay una campaña electoral por delante, eso no es excusa para poner en riesgo la estabilidad".

Además, en una rueda de prensa con periodistas acreditados en la Casa Rosada luego de la reunión de Gabinete, el titular del Palacio de Hacienda apuntó que "todas las ideas son bienvenidas" porque "nadie es el dueño de la verdad" y sostuvo que si bien "hay una campaña electoral por delante, eso no es excusa para poner en riesgo la estabilidad".

Acerca de por qué se tomaron medidas de restricción cambiaria, dijo que fue "una decisión de todo el equipo de gobierno" debido a que el país "había perdido el crédito voluntario después de las elecciones primarias".

En cuanto a las "medidas de control de capitales", sostuvo que lo que hace "es preservar esas reservas poniendo límites a la eventual dolarización pero con absoluta libertad de disponibilidad del patrimonio de los argentinos". "Eso es intocable", enfatizó el titular del Palacio de Hacienda. Asimismo, Lacunza repitió que está "convencido de que es lo mejor", pese a que reconoció que "son medidas incómodas y de emergencia", pero "necesarias para evitar males mayores, es decir que no aumente la pobreza".