Lo destacó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al referirse a la tasa de 6,4% anunciada ayer por el Indec. También  destacó el rol del Estado como "regulador" para evitar la formación de "monopolios y oligopolios" y dejó claro que esta función "no implica una regulación de la tasa de ganancias de las empresas".

capitanich
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó hoy que la tasa de desocupación de 6,4%, anunciada ayer por el Indec, "es la más baja de estos años", al hablar en conferencia de prensa.

En la habitual conferencia de prensa de todas las mañanas en Casa de Gobierno, el funcionario consideró que se trata de un dato "que es importante destacarlo", por cuanto se produce en momentos en que en el mundo se registran elevados niveles de desempleo, especialmente entre los jóvenes.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) anunció que la tasa de desempleo se redujo a 6,4% al cierre de 2013, lo que representa una caída de medio punto porcentual respecto al cuarto trimestre de 2012. En tanto, la subocupación cayó a 7,8%, contra el 9% que se había registrado en el último período de 2012.

Por otra parte, Capitanich pidió hoy no hacer especulaciones sobre modificaciones en los subsidios a la energía, y destacó que se invirtieron $86 mil millones en este sector.

"No hay que hacer especulaciones de ninguna naturaleza", dijo Capitanich respecto de la eliminación de subsidios a la energía, y afirmó que "es un tema en el que han habido numerosas reuniones, y cuando exista una decisión se comunicará oficialmente".

En ese sentido, Capitanich precisó que en materia de generación, transporte y en otros eslabones del servicio eléctrico, "se han realizado inversiones por $86 mil millones".

El jefe de Gabinete también destacó el rol del Estado como "regulador" para evitar la formación de "monopolios y oligopolios" que perjudiquen a los más débiles, y dejó claro que esta función "no implica una regulación de la tasa de ganancias de las empresas".

El jefe de ministros hizo esta aclaración para "evitar" falsas interpretaciones y, en este marco mencionó que hasta en los países más "modernos" del mundo, como Estados Unidos y la Unión Europea, existe este rol regulador, para que el sistema económico "funcione bien", y citó el caso de Microsoft, en Europa, y la ley anti-trust en Norteamérica.