Los trabajadores lanzaron una medida de fuerza para exigir una respuesta de las autoridades ante las condiciones en las que deben atender al público todos los días.
La sede atiende a cerca de 4700 vecinos por mes.

Por un reclamo de los trabajadores, la oficina de la Anses de Monte Grande suspendió temporalmente su atención al público lo que perjudicó a cientos de vecinos de la localidad que por estos días no pudieron realizar sus trámites con normalidad en el Distrito.

La medida de fuerza fue adoptada por los trabajadores del organismo con el apoyo de gremios estatales (ATE, UPCN, APOPS, SECASFPI) para exigir una respuesta ante los problemas edilicios, la falta de personal y el reclamo de mejores condiciones de trabajo.

Leé también:  Más de tres millones de personas se inscribieron para recibir el Ingreso Familiar

A través de un acta firmada el martes por la mañana, los trabajadores se declararon en “estado de alerta” y solicitaron la intervención de la Comisión de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo para que realicen inspecciones en el edificio “con el fin de conseguir un ámbito laboral acorde y lejos de factores de riesgo para los trabajadores y beneficiarios”.

Entre las distintas situaciones que denunciaron están la “obstrucción” de la salida de emergencia del lugar por obras de Aysa, “escaleras sin barandas” (según dijeron hubo varios accidentes), que funcionen las terminales de autoconsulta electrónica en su totalidad, y “un incremento en la dotación de personal ya que no es suficiente para la demanda diaria”.

Leé también:  Se anotaron 9,5 millones de personas para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia

“Solicitamos se nos de con urgencia una respuesta ante estos reclamos planteados y se arbitren los medios para una planificación diaria de nuestro trabajo o por lo menos una propuesta referente al mismo ya que es competencia de la jefatura y no de los trabajadores”, precisaron.