Beatriz De Gennaro es un claro ejemplo de la importancia que tiene ser constante. Toda la vida se dedicó a la actividad física y hoy a sus 61 años y ya jubilada asegura que entrena más que antes. "Cualquier cosa que empieces hay que continuarla por tiempo indeterminado para que surjan sus efectos", aseguró.
Es profesora de educación física, personal trainer y está dictando a través de Zoom clases de ritmos latinos.
Es profesora de educación física, personal trainer y está dictando a través de Zoom clases de ritmos latinos.

No hay edad para poner el cuerpo en movimiento y ser constante es la clave. Beatriz De Gennaro vive en Adrogué y es un claro ejemplo de disciplina ya que tiene 61 años y la energía de una joven de 20 gracias a que mantuvo durante toda la vida la disciplina que requiere un buen entrenamiento.

"Soy profe de educación física y nunca dejé de hacer mis rutinas. Ya me jubilé, pero entreno más que antes sobre todo ahora que estamos en cuarentena", es lo primero que comenta Betty que además dicta clases de ritmos latinos a través de la plataforma Zoom.

Desde muy chica comenzó a entrenar y nunca lo dejó. Trabajó como docente y se jubiló a los 50 años. "Se me dio la oportunidad de dejar de trabajar, pero siempre supe que iba a continuar brindando clases aunque sea en mi casa", apuntó.

Leé también:  Loco Arte de Adrogué se suma a las propuestas online

Así fue como creó un salón en el garage donde comenzó a dar diferentes clases. "Amo bailar así que encontré en las clases de ritmos latinos una gran pasión porque considero que es divertido y además una forma de trabajar todo el cuerpo", apuntó.

Antes de la cuarentena, Betty iba todos los días al gimansio a entrenar y además dictaba sus clases en la casa. Ahora dice que con la cuarentena, tiene más tiempo y hasta se puso a tomar clases de baile country.

"Me gusta que mis clases de ritmos latinos tengan un poco de todo para que sean más divertidas. Mis alumnas no son de las más chicas y hasta llegué a tener a una señora de más de 80 años que gracias a las clases le cambió la vida. Por eso digo que no hay edad y en la medida que se pueda hay que poner el cuerpo en movimiento", contó.

Leé también:  Detienen a una pareja por el crimen del repartidor

Tanta es su pasión por la actividad física que incentiva a toda su familia a entrenar. "Tengo a mis padres que son grandes, pero igual quiero que se muevan porque es fundamental para sentirse bien y ellos responden", añadió.

La profe de Adrogué aconseja que una buena rutina también esté acompañada por una buena alimentación. "Me hubiera encantado también ser nutricionista porque leo mucho respecto al tema", dijo y agregó: "Mi secreto es que tengo mucha constancia. Cualquier cosa que uno empiece hay que continuarla por tiempo indeterminado para que surjan sus efectos".

Respecto a las personas que no encuentran una rutina que los motive, la profe afirmo: "Por lo menos caminar ayuda al cuerpo, pero siempre depende de cada uno y reitero que la constancia es todo porque los resultados siempre llegan".

Para sumarse a las clases que brinda Betty enviar un mensaje privado a través de Facebook/Beatriz De Gennaro o en Instagram:@beatryl.