Tiene 16 años e ingresó armado a un establecimiento educativo por lo que generó gran preocupación entre sus compañeros y docentes, quienes radicaron la denuncia.
el arma de fuego fue secuestrada.
el arma de fuego fue secuestrada.

Un menor de 16 años ingresó con un revolver al colegio, ubicado en las afueras de la ciudad de La Plata, y generó preocupación entre sus compañeros y docentes, quienes radicaron la denuncia en la comisaría local, aunque aclararon que "solo se trató de una travesura", informaron desde la escuela.

El hecho ocurrió ayer por la tarde en la Escuela de Enseñanza Media N° 22, de 138 y 520, ubicada en la localidad de San Carlos, en el partido de La Plata, cuando un alumno ingresó al aula con un arma calibre 22 y fue descubierto por otro de sus compañeros que inmediatamente informó a la preceptora.

Leé también:  Asaltan un convento y le dicen a los religiosos que roban por hambre

"Cuando la preceptora se entera avisa a la Dirección, y de forma inmediata fuimos a hablar con el alumno, que al principio negó todo", explicó este jueves Matilde Leites, directora del colegio.

Leites detalló que, pese a la negación del estudiante, dieron inicio al protocolo existente para este tipo de situaciones, y llamaron a la policía. Los efectivos dieron intervención a la fiscalía de turno y la causa fue caratulada como "hallazgo de arma de fuego".

"El arma fue incautada por las autoridades. El, efectivamente, ​portaba un elemento peligroso pero que no estaba en uso, era un arma vieja que le había sacado al abuelo. Solo se trato de una picardía del chico, de llamar la atención y la mamá inmediatamente se hizo cargo de la travesura y apoyó nuestras actuaciones", señaló Leites.

Leé también:  No habrá servicio del Tren Roca hasta La Plata los fines de semana

La directora relató que es la primera vez que un alumno va al aula con un revolver, aunque aclaró que "el contexto en el que se encuentra el colegio es complicado" y que por ello desde la comunidad educativa se trabaja para que "mediante el diálogo se logre la resolución de los conflictos".

Leites indicó que en la zona de la escuela "hay muchos robos de celulares, no hay cámaras se seguridad" y que los jóvenes "conviven con el delito", y por eso han ido armados con trincheras u armas caseras como "manera de defensa".

"Es fundamental que desde la escuela se trabaje en estos temas y entiendan que los conflictos no se resuelven con peleas ni armados. Nosotros tratamos de dialogar y trabajar para sepan que dentro de la comunidad están protegidos", enfatizó la directora.