Por tercera vez, la Justicia de Gualeguaychú le rechazó un pedido de excarcelación a la defensa de Nahir Galarza, la joven de 19 años que mató a tiros a su novio. Seguirá presa en la Comisaría del Menor y la Mujer.

Seguirá presa hasta una nueva apelación, que podría volver a ser rechazada.

La Justicia volvió a rechazar la excarcelación de Nahir Galarza, más conocida como "el bombón asesino". Tras la audiencia en la que el juez Mario Andrés Figueroa tomó la decisión de que Galarza continúe detenida, el abogado de la adolescente, Víctor Rebossio, adelantó que apelará lo resuelto por el magistrado.

Para Rebossio, que la joven siga presa "es solo una mortificación" y aseguró que Nahir "está deteriorada en lo anímico". El abogado además dijo que el próximo paso en la estrategia de la defensa va a ser recurrir a la Cámara de Apelaciones de Gualeguay para intentar por cuarta vez la excarcelación de la presunta asesina de Facundo Pastorizzo.

Galarza está acusada de asesinar a su exnovio, Fernando Pastorizzo, hace 26 días en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. La carátula: homicidio doblemente agravado por el vínculo y el uso de armas de fuego.

Días antes del crimen, Pastorizzo cambió las claves de acceso a su celular porque su exnovia había descubierto cómo usarlo para manipular su contenido, por lo que ahora los peritos no pueden analizar las comunicaciones del teléfono.

Leé también:  Chocó su auto y la dejó en estado vegetativo: le dieron tres años de prisión

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que ante esta situación, los expertos de Gendarmería Nacional requirieron a los investigadores la computadora personal de la víctima para tratar de vincularla al smartphone de Fernando, un Motorola G5 Plus XT1680, que tiene un sensor biométrico con huellas digitales para abrir el sistema y un gráfico y un PIN para WhatsApp.

La decisión de remitir ambos celulares a Gendarmería la tomó la semana pasada el fiscal Sergio Rondoni Caffa, quien desde este lunes salió del turno programado durante la feria judicial.