El fiscal del juicio Hugo Daniel Carrión y el abogado de la mamá de la joven, Guillermo Bernard Krizan coincidieron en solicitar la pena máxima para Marcos Bazán.
Marcos Bazán, con barbijo y camisa azul, escuchando los alegatos desde el Penal de Olmos.

Sentado delante de una cámara desde el Penal de Olmos, vestido de camisa azul manga corta, Marcos Bazán escuchó por videollamada durante cuatro horas los alegatos del fiscal Hugo Daniel Carrión y del abogado de la familia de Anahí Benítez, Guillermo Bernard Krizan. Ambos pidieron prisión perpetua para él por el crimen de la joven.

Después de una docena de audiencias y de la declaración de alrededor de 100 testigos, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 7 de Lomas de Zamora, Elisa López Moyano, Roberto Conti y Roberto Lugones, escucharon desde las 10 de la mañana, una hora después de los previsto, la exposición de cada una de las partes.

El fiscal del juicio repasó las pruebas y consideró que sin la participación de Bazán no podría haberse cometido el abuso sexual y el femicidio de Anahí. "No queda ninguna duda de su aporte funcional al hecho. Si consideran que no tuvo dominio sobre los hechos, su aporte fue decisivo para que se cometieran", resaltó.

Por eso pidió que sea condenado a cadena perpetua por los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género" en calidad de coautor o, al menos, en calidad de partícipe necesario. Y de abuso sexualmente agravado en calidad de partícipe necesario.

Leé también:  El Hogar Pereyra junta donaciones para más de 20 niños

La principal evidencia mencionada por el fiscal Carrión en su alegato fue el trabajo del perro rastreador "Bruno", de la brigada canina de Escobar y reconocido por su éxito en otros casos resonantes y "en más de 280 procedimientos", según destacó.

El fiscal afirmó que el can incriminó a Bazán de dos maneras: primero porque con una muestra de olor de Anahí llegó a la casa del imputado, en la reserva Santa Catalina, y marcó la presencia de la adolescente tanto en el interior de ese domicilio.

"La fuente de olor estaba en la honguera (donde Bazán cultivaba marihuana y hongos alucinógenos)", dijo Carrión para quien allí, antes de ser violada y asesinada, la joven estuvo cautiva y fue drogada con diazepam (un ansiolótico) y escopolamina, droga "conocida en la jerga de los violadores como 'burundanga'".

Pero además, el fiscal recordó que los investigadores fueron con Bruno hasta la fosa donde apareció enterrada Anahí, a 235 metros de la casa del sospechoso, y con una muestra de olor de Bazán, el can marcó la presencia del imputado en ese sitio.

"Anahí llegó a lo de Bazán con vida y de lo de Bazán salió muerta", afirmó Carrión, quien luego destacó que según algunos especialistas, "la odorología forense es equiparable a una huella digital" o a "un ADN" .

Otras pruebas en las que se apoyó el fiscal fueron una tijera secuestrada en la casa de Bazán que la chica solía tener en un morral, una llave que Anahí solía colgarse en el cuello (y que abría la puerta del domicilio del imputado) y una pericia geológica que determinó que una pala del acusado tenía rastros de tierra similares al sitio donde fue cavada la fosa donde apareció el cadáver.

Leé también:  El Hogar Pereyra junta donaciones para más de 20 niños

Si bien la causa tiene un segundo acusado, Marcelo Sergio Villalba (42), cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima y al que también hoy se refirió el fiscal como autor de la violación y coautor del homicidio, este imputado dejó de ser juzgado porque por sus problemas psiquiátricos se determinó que no estaba en condiciones de estar en juicio.

A su turno, el abogado de la familia de la víctima, Guillermo Bernanrd Krizan, acompañó la misma acusación que el fiscal y también solicitó la prisión perpetua para Bazán.

El TOC 7 pasó a un cuarto intermedio y esta tarde alegarán los defensores del acusado, los abogados Eduardo Soares y Rosario Fernández.

Anahí fue vista por última vez el 29 de julio de 2017 cuando salió de su casa de Parque Barón, para dar un paseo y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina.

(noticia en desarrollo)