El primer y tercer lunes de cada mes, se organizan encuentros gratuitos en los que dos profesionales concientizan y educan a los pacientes y vecinos respecto a este mal que se ha convertido en una epidemia, según organización Mundial de la Salud.

a87e01fe-83a2-4960-aa93-602e0ccd7863La diabetes se ha converti do en una epidemia a nivel mundial. La Organización - Mundial de la Salud (OMS) asegura que hay más de 347 millones de personas con diabetes y que se prevé que en 2030, la diabetes sea la séptima causa mundial de muerte. Por eso, en el Hospital Gandulfo se trabaja intensamente en la concientización y prevención de la enfermedad.

Todos los primeros y terceros lunes de cada mes, a las 11, en el Salón Central del Gandulfo se lleva adelante la denominada Escuela de diabetes para pacientes, familiares o cualquier persona que quiera informarse sobre el tema.

Los médicos endocrinólogos y diabetólogos Alejandra Tedesco y Jorge Aguirre son los encargados de llevar adelante la charla que toca diferentes temas.

“Como médicos especialistas en el tema nos preocupan los números que alertan respecto a que la diabetes se convirtió en una epidemia y por eso decidimos hace un año comenzar primero con charlas que se realizaban en la sala de espera, pero cuando el número de pacientes nos superó pasamos al salón central”, explicó Tedesco.

Se calcula que las muertes por diabetes aumentarán más de un 50% en los próximos 10 años, ya que es una enfermedad que está relacionada con el rápido aumento del sobrepeso, la obesidad y la inactividad física, tres problemáticas que también han tenido un gran crecimiento a nivel mundial.

“El tratamiento de la diabetes debe ser educativo y preventivo. Se educa respecto a la alimentación y sobre todo de hace mucho hincapié en lo necesario que es realizar actividad física”, señaló la especialista, quien además está preparando junto a su colega caminatas programadas con los paciente del hospital. “Vamos a hacerlo dentro del centro y yo los voy a acompañar”, detalló.

La diabetes es una enfermedad que puede ser asintomática o sintomática. “La forma de prevenirla a nivel médico es realizar una rutina de análisis de sangre, que será el primer indicio sobre la enfermedad y si hay algún familiar diabético se deben tomar recaudos”, manifestó Tedesco.

En caso de que haya síntomas, algunos de ellos pueden ser: el incremento en la cantidad de orina y tener mucha sed. Pero no en todos los casos se descubre de esta manera.

“En el país el 7% de la población es diabética, la patología es creciente a nivel mundial. Trabajar en la prevención y la educación es fundamental”, advirtió la diabetó- loga y resaltó que el tratamiento de la diabetes se compone de tres patas fundamentales: la actividad física, la alimentación y tomar la medicación oportuna para cada caso. Seguir un tratamiento indicado por un profesional es fundamental. Por eso se trabaja en la prevención y para que el paciente diabético no llegue a las consecuencias más graves en que puede derivar la enfermedad como la ceguera, amputación e insuficiencia renal.

Los que quieran participar de la Escuela de Diabetes deben asistir al Hospital Gandulfo antes de las 11. Las próximas clases y charlas se dictarán el lunes 2 y el 16 de mayo. Ayer concluyó segunda edición de abril con más de 100 personas que participaron, pero es una actividad que continuará durante todo el año para seguir concientizando sobre diabetes.