El déficit presupuestario se disparó un 26% en el año fiscal 2019 hasta rozar el billón de dólares (u$s984.000 millones), la cifra más alta en siete años.
El desequilibrio fiscal como porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) pasó del 3,8 % en 2018 a 4,6 % este año.
El desequilibrio fiscal como porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) pasó del 3,8 % en 2018 a 4,6 % este año.

La deuda del Gobierno federal de los Estados Unidos superó por primera vez en su historia los 23 billones de dólares, informó el Departamento de Tesoro estadounidense.
Así, el total de la deuda pública se situó en 23.008.410.000.000 dólares al 31 de octubre de 2019, detalló el Tesoro en un comunicado difundido ayer por la noche.

Según indicó la agencia de noticias EFE a partir de la publicación de un periódico especializado del país norteamericano, “la deuda ha crecido cerca de un 16 % desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó al poder en enero de 2017, cuando se situaba en 19,9 billones de dólares”.

Leé también:  Trump aplaza la designación de carteles de la droga mexicanos como “terroristas”

El Departamento de Estado reveló que el déficit presupuestario de Estados Unidos se disparó un 26% en el año fiscal 2019 (septiembre 2018 - octubre de 2019) hasta rozar el billón de dólares (984.000 millones de dólares), la cifra más alta en siete años.

El desequilibrio fiscal como porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) pasó del 3,8 % en 2018 a 4,6 % este año.

En 2017 el desequilibrio presupuestario fue de 666.000 millones de dólares, y el pasado año ascendió a 779.000 millones de dólares.

Durante la campaña electoral, el actual mandatario republicano criticó de manera reiterada el déficit de su predecesor, el demócrata Barack Obama (2009-2017).

Leé también:  Trump aplaza la designación de carteles de la droga mexicanos como “terroristas”

Sin embargo, tras los tres primeros años de mandato de Trump, el déficit de Estados Unidos se elevó casi un 50%.

El récord del déficit se alcanzó en 2009 con 1,4 billones de dólares en plena crisis económica tras el estallido de la burbuja financiera y en medio del multimillonario estímulo fiscal aportado por el gobierno de Obama para reflotar la economía.

Un acuerdo presupuestario alcanzado a mediados de este año entre el Congreso y el Ejecutivo elevó en 320.000 millones de dólares la capacidad de gasto del Gobierno y eliminó el techo de la deuda hasta el 31 de julio de 2021, después de las elecciones de 2020.