En días de cuarentena, surgieron un tendal de peluqueras y peluqueros improvisados e incluso quienes sorprendieron con un talento que mantenían oculto.

La China Suárez también se calzó la pilcha de peluquera hogareña y su primer cliente fue Benjamín Vicuña, su pareja: la blonda realizó un trabajo nada despreciable en la cabellera del apuesto actor chileno.

”¡Me agarraron las tijeras de la China!”, escribió Benjamín con buena onda en las redes sociales junto a una foto de su nuevo look capilar.

¿Les gusta cómo le quedó el corte?