En un contexto en el que la actividad acumula 13 meses con descenso de ventas y aumentos de costos y servicios, responsabilizan al Estado de que más empresas tengan que cerrar a raíz de las deudas.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le envió una carta al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en la que cuestionan el incremento de las tasas impositivas por intereses resarcitorios y punitorios para refinanciar deudas con la AFIP.

“Consideramos que, en un contexto recesivo en el que la actividad acumula 13 meses con descenso de ventas y aumento de costos y servicios, la referida actualización de montos por incumplimiento fiscal generará la posibilidad de que el propio Estado lleve al cierre de pequeñas y medianas empresas que se encuentran asfixiadas por la actual situación económica”, señala la misiva enviada al ministro.

Leé también:  Polémica: el Gobierno instaló tachos de basura "inteligentes" que impiden el cartoneo y la búsqueda de comida
Esta medida “arrastrará a otras tantas (PyMEs) a la morosidad.

De acuerdo con la información difundida por la entidad, se añadió que esta medida “arrastrará a otras tantas (PyMEs) a la morosidad, o lo que sería mucho más grave, a la informalidad como único camino posible para subsistir”.

“Lejos de entender el incumplimiento como estrategia especulativa, las PyMEs, que hemos advertido en más de una ocasión la creciente transferencia de recursos del sistema productivo al financiero, reclamamos que se reconsidere esta disposición con el objeto de resguardar al ya dañado sistema productivo nacional, responsable del 70 % del empleo argentino”, expresa el texto de la carta.

En este contexto, la CAME insta a encontrar caminos alternativos que preserven el empleo y alienten la producción y la inversión, es que le solicitamos una pronta audiencia con autoridades de esta Confederación”.

Leé también:  La crisis económica y su efecto en las panaderías

La resolución 59/2019 establece que a partir del 1 de marzo las tasas de interés para refinanciar deudas impositivas se elevarán al 4,5% (para intereses resarcitorios) y 5,6% (punitorios) y se actualizarán periódicamente a partir de abril.