Es posible que muchos conocedores de la historia del rock argentino no conozcan a Los Knacks, o que apenas hayan escuchado algo sobre ellos, pero casi sin mayores datos sobre su corta historia en la escena local.

Corría 1967, el año en el que Los Gatos editaron “La balsa”, que fue el puntapié inicial del movimiento en Argentina, mientras se vivían importantes cambios sociales, políticos y culturales aquí, allí y en todas partes.

En aquellos agitados días, Los Knacks fueron los pioneros del beat garage en nuestras tierras. Graban su primer LP, pero antes de lanzarlo, la dictadura de Juan Carlos Onganía prohíbe que los artistas locales canten en inglés, en un claro hecho de censura.

Ante esta absurda prohibición, el álbum queda archivado en la compañía discográfica, cuando ya estaba listo para llegar a las bateas.

Mientras que los integrantes del grupo, decepcionados, deciden separarse y cada uno de ellos se aleja de la quimera de convertirse en músicos profesionales.

Leé también:  La otra vida de la Bruja del 71

Desde entonces, sus caminos no volvieron a cruzarse, y la vida los lleva por rumbos muy diversos durante largos años.

Casi medio siglo después, aunque la historia del rock argentino los haya olvidado por completo, sus canciones inéditas son pirateadas, cruzan la frontera, y en muchos países se transforman en una banda de culto.

Un gran halo de misterio los rodea y un enigma se apodera de ese fugaz grupo de los '60: ¿Quiénes eran? ¿Qué fue de sus vidas?

Al descubrir esta situación, Los Knacks, ya entrados en años, deciden reunirse, convencidos de que esta vez finalmente obtendrán el reconocimiento que merecen. Pero los tiempos cambiaron, y la industria musical es muy diferente.

Su historia, el mito y el reencuentro quedó plasmado en “Los Knacks: déjame en el pasado”, un documental dirigido por los hermanos Gabriel y Mariano Nesci.

Leé también:  La otra vida de la Bruja del 71

La película los sigue durante casi una década y los acompaña mientras recorren un largo y sinuoso camino lleno de sueños y dificultades, en busca de una segunda oportunidad para terminar lo que empezaron hace 50 años.

Los Knacks, en sus distintas formaciones, fueron Oscar Paz, Carlos Castellani, Armando Aschenazi Morón, Vicente Bulotta, Eduardo Mykytow, Fernando Pioli y Jorge Fernández.

Mientras que también aportan su voz al documental Alejandro Medina (Manal), Willy Quiroga (Vox Dei), Ciro Fogliatta (Los Gatos), Juan Carlos Puebla (Los Gatos Salvajes) y Alfredo Rosso (Rock & Pop), Claudio Kleiman (Rolling Stone), entre otros.

Los Knacks, que se separaron mordiendo frustración y censurados en el Onganiato, tiene un revancha en este documental, que los trae al presente dándole una oportunidad a quienes no los conocieron.