El actual gobernador acusó a su antecesora de haber dejado la Provincia de Buenos Aires devastada. "Atravesamos un delicado panorama con las finanzas provinciales", dijo.
acusó a su antecesora.
acusó a su antecesora.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, acusó este miércoles a su antecesora, María Eugenia Vidal, de haber dejado una "situación insostenible y desastrosa" con las finanzas de la Provincia.

"Atravesamos un delicado panorama con las finanzas provinciales. Después de cuatro años de macrismo en la Provincia, dejaron una situación insostenible desde el punto de vista financiero", se quejó el mandatario bonaerense.

El ex diputado nacional aseguró que "la cuestión no es sólo financiera: han dejado problemas con la situación salarial de los trabajadores de la provincia, o la infraestructura educativa, las rutas".

"Es que hubo un endeudamiento desenfrenado y ahora, tienen cobertura y blindaje de algunos medios", advirtió el gobernador, en declaraciones a Radio 10.

Leé también:  Docentes: se definió cuándo se pagará lo adeudado de la paritaria

Según explicó, hay "casi 3 mil millones de dólares de vencimiento, de los cuales 2 mil millones son atribuibles a la gestión anterior. El resto, a todas las gestiones anteriores. Es muy difícil defender la política de endeudamiento de (Mauricio) Macri y Vidal".

Kicillof recordó que, al momento de asumir, había advertido "que no hay recursos en la caja de la Provincia para afrontar el enorme vencimiento de 570 millones de dólares que caía en enero".

En ese sentido, resaltó que la política de deuda -en sintonía con el Gobierno nacional- "es renegociar: no pagar vencimientos de capital pero sí de intereses. Como está la deuda, es insostenible" abonarla en tiempo y forma.

Leé también:  Nación y Provincia coordinarán acciones para combatir el delito

"La idea es poner en frecuencia el tratamiento de la deuda con lo que sucede a nivel nacional", enfatizó y, a la vez, consideró que "el problema no es este bono (el BP21) sino los 8.880 millones de dólares que caen este año, que es una carga desmesurada para el presupuesto".

A su criterio, la deuda "limita la capacidad de acción del Gobierno provincial. Resta recursos a todas las políticas del Estado. Es que la política de endeudamiento del Gobierno anterior concentró todo en este período".

Según Kicillof, "tiene lógica no pagar vencimientos de capital, en el marco de una discusión global para darle sostenibilidad a la deuda de largo plazo".