El gobernador anunció que se permitirá la apertura de algunos comercios de cercanía, actividades manufactureras e incluso la construcción privada de la Provincia. ¿Qué medidas se deberán cumplir?
En el caso de cada municipio la apertura será diferente, según los protocolos.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, firmó un decreto esta mañana en el que flexibiliza algunos rubros más en la Provincia tras los pedidos de distintos intendentes que expresaron su preocupación económica en el marco del aislamiento social y las medidas sanitarias. En este sentido, aseguraron que el caso de cada municipio será diferente y dependerá del control que tengan de la situación y de los protocolos que presenten. En Quilmes regirá para la producción de juguetes y de textiles.

En este marco, anunciaron que se permitirá la apertura de algunos comercios de cercanía, actividades manufactureras e incluso la construcción privada.

DISTRITOS EXCEPTUADOS. A su vez, en el decreto se exceptuó de cumplir el aislamiento preventivo obligatorio para algunos sectores productivos de los partidos de La Matanza, Pilar, Quilmes, General San Martín, Tres de Febrero y Zárate, a pedido de sus intendentes. 

En efecto, para Quilmes, se habilitó para los trabajadores que fabrican juguetes y productos textiles. También en La Matanza se habilitó la industria automotriz y autopartes, la indumentaria, metalúrgica, de maquinaria y equipos y del calzado.

INDUSTRIA. Para el resto de la Provincia, en el caso de la construcción y de las empresas manufactureras se habilitará su apertura siempre y cuando cumplan “todos los parámetros epidemiológicos y sanitarios requeridos por la normativa nacional y provincial”.

Leé también:  La historia del grupo de amigos que se unió en cuarentena para ayudar

Para ello, deberán presentar estrictos protocolos sanitarios y de funcionamiento. Además, el Municipio en cuestión deberá demostrar capacidad de fiscalización, siendo que las empresas deberán garantizar el traslado de los trabajadores sin la utilización del transporte público.

También podrán abrir comercios de cercanía que cumplan con estos parámetros y sean operados por sus dueños o empleados que vivan en las cercanías y no dependan del transporte para llegar. “Se sugiere, además, que la atención y entrega de los productos, de ser posible, se realice en la vereda de los comercios, sin necesidad de ingreso al local y con las medidas de distanciamiento social que correspondan”, explicaron al respecto.

LAS PELUQUERÍAS Y LOS COMERCIOS, A LA ESPERA. “Dada la alta capacidad de contagio de algunos servicios personales por la cercanía entre quien presta el servicio y el usuario”, habrá varios rubros que no se habilitarán en el AMBA y aglomerados de más de 500 mil habitantes.

Entre ellos se encuentran los servicios de alojamiento; servicios de peluquería y estética; venta minorista de productos textiles; prendas y accesorios de vestir; calzado; juguetes; artículos de esparcimiento y deportes: sólo venta telefónica o por canales electrónicos, con entrega a domicilio; o servicios de comidas y bebidas: sólo se permite la entrega a domicilio o retiro en el local.

En el caso de la construcción y de las empresas manufactureras se habilitará su apertura siempre y cuando cumplan “todos los parámetros epidemiológicos y sanitarios requeridos por la normativa nacional y provincial”.

Al igual que en todo el país, seguirán prohibidas las clases presenciales; los eventos públicos y privados; los centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público que implique la concurrencia de personas; el transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional; y finalmente las actividades turísticas y apertura de parques, plazas o similares.

Leé también:  De barbijos estampados a mascarillas personalizadas, el emprendimiento de un vecino que se reinventa con la pandemia

“En los municipios de baja incidencia viral, las excepciones se autorizan a pedido de los intendentes y mientras no haya cambios epidemiológicos. En AMBA sólo se autorizarán, a pedido de los intendentes, las industrias, la pequeña obra local y algunos comercios de cercanía”, remarcó al respecto el gobernador bonaerense y aclaró: “Lo que tiene que quedar claro es que determinados rubros: peluquería y estética; venta minorista de productos textiles; prendas y accesorios de vestir; calzado; juguetes; artículos de esparcimiento y deportes; hoteles; bares y restaurantes; NO serán habilitados en AMBA”.

El gobernador está habilitado a dar marcha atrás con esta apertura, en forma total o parcial, "en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria provincial, y conforme la evolución epidemiológica de la pandemia.