El máximo tribunal desestimó el amparo colectivo impulsado por la Defensoría del Pueblo y de esta forma, le dio luz verde al ajuste impulsado por el Gobierno y las empresas.
Los jueces llegaron a una conclusión que beneficia a las empresas.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó el amparo colectivo que presentaron miles de bonaerenses contra lo aumentos en las tarifas de gas en la provincia. De esta forma, le dio luz verde al ajuste impulsado por el gobierno.

Tras las resoluciones del Ministerio de Energía y del Enargas que autorizaron los incrementos en el territorio que gestiona María Eugenia Vidal, la Defensoría del Pueblo de la Provincia había iniciado una presentación colectiva en defensa de miles de vecinos. Pero el máximo tribunal sostuvo que carece de legitimación para impugnar resoluciones adoptadas por autoridades nacionales.

Leé también:  Libremente de Temperley, víctima del recorte de Vidal

DE ESPALDAS AL PUEBLO. El rechazo fue votado por Carlos Rosenkrantz y los ministros Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, mientras que Horacio Rosatti votó por la desestimación del recurso por "inadmisible".

El defensor del pueblo bonaerense Guido Lorenzino promovió la demanda al considerar que los cargos impositivos que se incluían en las facturas del servicio eran "confiscatorios".

En ese contexto, la Cámara Federal de La Plata rechazó esa presentación y el recurso extraordinario contra esa decisión. Ante esta situación el titular de la Defensoría bonaerense planteó una "queja" ante la Corte.