El trágico hecho se produjo en una vivienda de Longchamps. La víctima sufría de epilepsia y tuvo un episodio de convulsiones que habrían generado la feroz reacción del animal.
Hubo tres casos de ataques en los últimos meses.

Un joven de 25 años con síndrome de down murió tras ser mordido por su perro de raza pitbull en una vivienda de la localidad bonaerense de Longchamps.

El trágico hecho se produjo este viernes en una vivienda situada en Horacio Quiroga al 1.500, donde el padre del joven salió a realizar compras y encontró a su hijo tirado con una serie de heridas. A pocos metros, se hallaba el perro de raza pitbull de la familia atado con una correa.

Leé también:  Hallan a un bebé abandonado en la puerta de una casa de Longchamps

El dueño de casa llamó a una ambulancia y los paramédicos constataron el deceso del joven. Lo que se informó hasta el momento es que la víctima sufría de epilepsia y tuvo un episodio de convulsiones. Esa situación habría generado la feroz reacción del animal.

El 20 de julio pasado un hombre de 37 años murió tras ser atacado por tres perros de la misma raza, que se encontraban semiabandonados, en la ciudad balnearia de Miramar.

En tanto, en abril pasado una mujer terminó con el labio superior destrozado luego de querer besar a un perro pitbull en Temperley. El hecho cuando la víctima se cruzó con un hombre que paseaba a la mascota frente a un supermercado chino donde, tras acariciar al perro, la mujer se agachó para intentar darle un beso en la cabeza y en ese instante la atacó.