La figura del icónico actor, fallecido en un accidente en 1955 cuando sólo tenía 24 años, reaparecerá en las escenas de un film a partir de la utilización de una modernosa tecnología.
Sólo llego a participar en tres films.

Más de 60 años después de su muerte, James Dean reaparecerá en una película gracias a los efectos especiales de estos tiempos que recrearán su imagen unas escenas.

La imagen del icónico actor, que murió en 1955, se utilizará para darle vida a un papel secundario en la película "Finding Jack", que le dará un atractivo especial a esta nueva producción.

Para este proyecto Magic City Films está colaborando con dos compañías especializadas en efectos especiales. Se encargarán de esta tares la canadiense Imagine Engine y la sudafricana MOI Worldwide.

La película utilizará la novedosa tecnología de "cuerpo completo" que recrea la imagen de una persona basándose enteramente en fotos y videos de archivo, sin superponerlo sobre la de otro individuo.

Leé también:  “Dolor y gloria”, mejor película en lengua extranjera

Magic City Films pudo avanzar en este proyecto porque controla los derechos de utilización de la imagen de James Dean, adquirida de la familia del artista en una suculenta suma de dólares.

"La familia ve esto como su cuarta película, una película que nunca llegó a hacer", declaró a la prensa internacional el cofundador de Magic City Films y codirector de la película con Tati Golykh. "No tenemos la intención de decepcionar a sus fans".

La inclusión de un actor fallecido desde hace mucho tiempo en una nueva producción marca una nueva etapa en el uso de la tecnología en el cine, que no está exenta de polémicas.

Hollywood ya recreó la imagen de actores, incluido Paul Walker para "Rápido y Furioso 7", pero fue un intento de terminar una película que el actor ya había comenzado, antes de morir en un accidente de tráfico en 2013.

Mientras que Carrie Fisher también apareció en "Star Wars: Los últimos Jedi", lanzada después de su muerte en diciembre de 2016, pero todas las escenas en las que apareció fueron filmadas antes de su muerte.

Leé también:  Pinocho vuelve a la pantalla grande

UN ÍCONO. James Dean murió el 30 de septiembre de 1955 en un accidente de tránsito, cuando tenía sólo 24 años, cuando el Porsche que conducía se estampó contra un automóvil en una ruta de California.

Durante su breve carrera como actor, apareció en varias series televisivas, pero solo en tres películas. Su triada de films se completa con  "Al este del paraíso" (1955), "Rebelde Sin Causa" (1955) y "Gigante" (1956).

Dos de estos tres largometrajes, "Al Este del Paraíso" y "Gigante", le valieron una nominación a un premio Oscar.

Su talento, su fina estampa y su muerte trágica y precoz alimentaron su mito, convirtiéndolo en uno de los primeros  ídolos de masas del Siglo XX, junto a Marilyn Monroe y Elvis Presley.