Lo solicitó el procurador general adjunto Eduardo Casal a la Corte Suprema de la Nación. La Justicia de Lomas de Zamora deberá investigar  al ex presidente de Independiente  y al ex jefe de la barra brava de ese club  por un "apriete" a jugadores en 2009.

comparada
La Justicia bonaerense deberá investigar la presunta connivencia entre barrabravas de Independiente con Julio Comparada, a raíz de un supuesto "apriete" a jugadores ocurrido en febrero del 2009 durante varios entrenamientos realizados en el predio de Villa Domínico.

Fuentes judiciales aseguraron que el procurador general adjunto ante la Corte Suprema, Eduardo Casal, dictaminó que debe ser el juzgado de Garantías 9 de Lomas de Zamora el que tiene que tener a su cargo la causa, luego de una disputa de competencia entre la Justicia bonaerense y la porteña.

En la causa se reclama que se investigue al ex jefe de la barrabrava de Independiente Pablo "Bebote" Alvarez y al expresidente Comparada, por un presunto "apriete" a jugadores que habrí­a ocurrido los dí­as 10, 16 y 18 de febrero de 2009 en el predio del club, en Villa Domí­nico.

Según los investigadores, en esa ocasión algunos barras habrí­an exigido dinero a futbolistas del plantel profesional.

Además, "son investigados individuos que al momento de los hechos integraban la comisión directiva del club, por desviar dinero de la institución con el que los llamados barrabravas costearon un viaje y estadí­a en Sudáfrica", para el mundial de 2010, señala el dictámen del procurador.

El fiscal ante la Corte aludió a las declaraciones testimoniales de futbolistas de Independiente, quienes con la reticencia acostumbrada en estos casos, al menos confirmaron la existencia de una reunión con los integrantes de la barra y el hecho de haberles dado dinero "para evitar inconvenientes".

En tanto, respecto al supuesto desví­o de dinero para el viaje de la hinchada a Sudáfrica, Casal afirmó que la investigación debe estar a cargo de la justicia provincial por "el domicilio en la localidad de Avellaneda en que se encuentra la administración del patrimonio perjudicado y debe cumplirse con la obligación de rendir cuentas".