La obra busca dar una solución al problema que debían soportar los vecinos del barrio debido al colapso de las cloacas y el desmoronamiento de los pozos sépticos que contaminaron la zona.

La obra permitirá dar una solución a un problema crónico del barrio.

El desmoronamiento de los pozos sépticos y el colapso del sistema cloacal de la Escuela Primaria Nº31 generaron un problema crónico en el barrio Gendarmería de Glew. Los vecinos se tuvieron que acostumbrar a vivir con olores nauseabundos y la contaminación. La situación se hizo insostenible, aunque al parecer ahora llegaría una solución a este problema.

El Municipio de Almirante Brown inició las obras para instalar una planta de tratamiento de efluentes ecológica en las instalaciones del colegio al que asisten 1.300 alumnos en los tres turnos. La estación contará con un sistema modular, de bajo rendimiento, con una capacidad de 30 metros cúbicos por día, para atender las necesidades del establecimiento.

Una vez finalizada la obra, “tras el tratamiento, el agua resultante ya clorada y libre de bacterias, será conducida al denominado zanjón Leyes

Una vez finalizada la obra, “tras el tratamiento, el agua resultante ya clorada y libre de bacterias, será conducida por cañerías de PVC de 200 milímetros al denominado zanjón Leyes ubicado a unos 600 metros del edificio de las escuelas”, explicaron desde la Comuna. La planta permitirá la reducción de los residuos sólidos por acción de la flora bacteriana.

Leé también:  Pavimentan 40 cuadras de las calles que dividen Lomas de Zamora y Almirante Brown

Este mismo sistema es el que ya se instaló en el Polideportivo Municipal de Ministro Rivadavia y en menor escala en el complejo de viviendas Barrio Lindo I y II, en la localidad de Malvinas Argentinas.

La obra cuenta con la aprobación de la empresa AySA y la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar).