Hubo saqueos, destrozos y enfrentamientos entre manifestantes y policías. Unas 30 personas resultaron 30 heridas y la continuidad de Macron en el cargo está en duda.
Alrededor de 89 mil efectivos se movilizaron por todo el país para frenar la violencia.
Alrededor de 89 mil efectivos se movilizaron por todo el país para frenar la violencia.

Francia volvió a vivir una jornada de violencia incontenible. Los “chalecos amarillos” chocaron nuevamente con la Policía entre barricadas, saqueos, destrozos y una represión que sumó alrededor de 30 heridos.

Desde las 9 de hoy (5 de Argentina) la tensión entre los manifestantes y la policía antidisturbios produjo los primeros encontronazos en el corazón de París, sobre la tradicional avenida de los Campos Elíseos, coronada por el Arco del Triunfo, que hace una semana fue tomado por los chalecos amarillos.

La Policía utilizó gas lacrimógeno en los alrededores de los Campos Elíseos, donde unos 1.500 manifestantes accedieron tras someterse a una revisión de sus mochilas y bolsos para evitar que introdujeran objetos peligrosos, reportó la agencia de noticias DPA.

Leé también:  Se cayó la fusión con Fiat-Chrysler y Renault

La semana pasada se produjeron violentos enfrentamientos cerca del Arco del Triunfo, dejando más de un centenar de heridos y de 300 detenidos.

En el cuarto sábado de protestas, unas ocho mil personas se manifestaron en la capital francesa (31 mil en toda Francia), según Núñez, quien afirmó que la movilización es menor que la del sábado pasado (36 mil) a la misma hora.

En toda Francia fueron movilizados 89 mil efectivos de seguridad, 8 mil de ellos en París, reforzados por vehículos blindados de la Gendamería.

La mayoría de las estaciones de metro permanecen cerradas, al igual que muchos comercios, que protegieron sus vidrieras con maderas. También fueron suspendidos seis partidos de fútbol de primera división y permanecen cerradas varias atracciones turísticas, como la Torre Eiffel, el Museo del Louvre, la Ópera o las catacumbas.

Leé también:  Nueva jornada de protesta de los "chalecos amarillos"
Se incendiaron cestos de residuos y contenedores para usar de barricadas.
Se incendiaron cestos de residuos y contenedores para usar de barricadas.

Durante la mañana, el principal punto de fricción fueron los grandes bulevares, donde poco después del mediodía grupos de manifestantes formaron barricadas con material que se llevaron de algunos establecimientos próximos y con mobiliario urbano, antes de prenderlo fuego.

Los agentes antidisturbios utilizaron vehículos con mangueras de agua a presión y lanzaron gases lacrimógenos para hacer retroceder a los autores de los altercados, informaron fuentes del ministerio de Interior citadas por EFE.

Al mismo tiempo, en la avenida de los Campos Elíseos, algunos chalecos amarillos incendiaron cestos de residuos y contenedores, a lo que la policía respondió desplazando a los manifestantes y con algunos arrestos esporádicos.

En el periférico (la vía rápida de circunvalación de París) el tránsito fue cortado por manifestantes frente a la Puerta Maillot, cerca del Palacio de Congresos.

Leé también:  Se cayó la fusión con Fiat-Chrysler y Renault

Al promediar la tarde, los manifestantes comenzaron a dispersarse en pequeños grupos que provocaron destrozos y saqueos en numeroso puntos de la ciudad.

Emmanuel Macron anunció esta semana la suspensión de la subida de impuestos a la nafta y el diésel durante 2019 pero no calmó la bronca.
Emmanuel Macron anunció esta semana la suspensión de la subida de impuestos a la nafta y el diésel durante 2019 pero no calmó la bronca.

Ante las protestas, el presidente Emmanuel Macron anunció esta semana la suspensión de la subida de impuestos a la nafta y el diésel durante 2019.

Pero algunos cabecillas de los manifestantes insistieron en que de todas formas marcharían por París para exigir otras reformas, como mayores recortes de impuestos y aumento de salarios.

Las encuestas muestran un amplio apoyo ciudadano a los chalecos amarillos, denominados así por los chalecos de seguridad reflectantes que utilizan durante las protestas.