El joven voluntario de Gerli de 18 años murió atropellado cuando acudía al llamado de la sirena.
ferraresi lo nombró “ciudadano ilustre”.

Joaquín Revainera era un joven voluntario del cuartel Echenagucía-Gerli, que al acudir una noche al llamado de la sirena fue atropellado. Para que su nombre no pase al olvido, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, le entregó a su familia el reconocimiento de “Ciudadano Ilustre”.

El episodio que conmovió a Gerli ocurrió hace tres meses y recorrió el país: Joaquín, de 18 años, bombero de Echenagucía-Gerli como su hermano, acudía en su motocicleta al llamado de la sirena que marcaba una emergencia, y fue embestido por un automóvil, perdiendo la vida.

Leé también:  Una apuesta por el deporte profesional

Durante el último fin de semana, en el acto de reconocimiento a vecinos e instituciones por el 167° aniversario de la ciudad, la familia de Joaquín recibió de manos del intendente el decreto que lo nombra “Ciudadano ilustre”.

“En estos diez años de gestión, Joaquín es el tercer ciudadano ilustre. Porque este reconocimiento no es para cualquiera. Ustedes arriesgan su vida por los demás. Por eso es la profesión más reconocida por el resto de la sociedad”, les dijo Ferraresi a los bomberos presentes en el acto.